En la actualidad, contar con una tarjeta de crédito se ha vuelto fundamental para cualquier individuo que quiera comenzar a gestionar su dinero sin tener que llevar efectivo y, a su vez, aprovechar beneficios exclusivos. En este artículo, repasaremos la importancia de solicitar una tarjeta de crédito y los requisitos básicos que necesitarás para empezar.

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito?

Si quieres pedir una tarjeta de crédito debes cumplir con ciertos requisitos básicos como, por ejemplo, ser mayor de 18 años y contar con un número RFC (Registro Federal de Contribuyentes). Antes de otorgar la tarjeta, deberás informar tus datos personales para que la compañía en cuestión analice tu historial crediticio y tu cumplimiento con otras instituciones financieras.

 

En el caso de las empresas financieras más populares, incluso podrás tener que dejar un depósito en garantía que generará un 5% de rendimiento anual, lo que significa que tu dinero crecerá mientras utilizas tu tarjeta de crédito. Una vez aprobada la solicitud, la tarjeta llega a tu hogar en un plazo de diez días hábiles, aunque ni bien recibas la admisión, ya tendrás disponible una tarjeta de crédito digital al instante que te permitirá comenzar a realizar compras online mientras tu tarjeta física se encuentra en proceso.

Beneficios

Al comprar con una tarjeta de crédito tendrás la posibilidad de sumar puntos, descuentos o conseguir devoluciones de efectivo, entre otros beneficios. Estas tarjetas son clave ya que ofrecen la opción de dividir tus pagos en cuotas, algo que puede resultar esencial cuando se trata de compras costosas que no puedes afrontar en un solo pago. A medida que realizas tus compras puedes ir revisando los movimientos de tu tarjeta de crédito. Vale aclarar que también puedes retirar dinero en efectivo, pagar tus servicios o suscribirte a diferentes programas con tu tarjeta de crédito.

Ofertas y descuentos

Otra de las ventajas de tener una tarjeta de crédito tiene que ver con las promociones exclusivas, descuentos en tiendas y ofertas imperdibles en determinados eventos que generalmente no están disponibles con otros métodos de pago. Los usuarios suelen aprovechar los diferentes descuentos en línea o en compras presenciales con tarjeta de crédito ya que resulta una herramienta muy valiosa para optimizar su poder adquisitivo y mantener su capacidad de ahorro.

Seguridad

Las tarjetas de crédito son una opción segura y más conveniente que llevar efectivo debido a que, en caso de perder o sufrir el robo de tu tarjeta, puedes cancelarla y reemplazar el plástico sin perder tu dinero, mientras que el dinero que hayas perdido en efectivo no lo podrás recuperar. Los usuarios pueden congelar o descongelar su tarjeta cuando lo deseen.

Facilidad para reservas

Por último, contar con una tarjeta de crédito es esencial para realizar diferentes operaciones como reservas de hoteles, renta de autos e incluso adquirir tiquetes de avión. Todos estos movimientos son más simples cuando se utiliza una tarjeta de crédito y, además, las empresas exigen este requisito para garantizar las reservar y tener una protección contra fraudes.