CIUDAD DE MÉXICO.-El presidente Enrique Peña Nieto anunció este jueves cambios «a fondo» ante los hechos recientes de criminalidad, en un acto en Palacio Nacional denominado «Por un México en paz con justicia y desarrollo».

Con la presencia de todos los gobernadores del país y de los legisladores federales, planteó una serie de medidas entre las que se encuentran una reforma constitucional para impedir la infiltración del crimen en los municipios. En ese sentido, se disolverá un ayuntamiento cuando se demuestre que la autoridad local está involucrada con el crimen organizado. Se crearán instrumentos eficaces para intervenir en estos casos. La ley contra la infiltración será fundamental para reconstruir el Estado de derecho, aseguró.

El Ejecutivo anuncia que enviará una iniciativa el próximo lunes sobre dicha reforma.

Como segunda medida, se definirán las atribuciones de cada autoridad en el combate al delito. «Cuando la responsabilidad es de todos, al final no es de nadie», dijo.

La tercer media plantea la homologación de las policías en el nivel de profesionalización y tecnología. Los primeros cuatro estados serán Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas.

La cuarta medida es la creación de un teléfono único para emergencias a nivel nacional.

La quinta es la creación de una clave única de identidad.

Otra medida será el acceso a la justicia con énfasis en los juicios orales. No habrá prórroga, dijo, para establecer el sistema de justicia penal.

Asimismo, se pondrán al día los instrumentos para derechos humanos. Se fortalecerán los protocolos para aplicar las leyes relacionadas con tortura y desapariciones forzadas, y se expedirá un reglamento a la ley de víctimas.

Por otra parte, se promoverán en el Congreso leyes de combate a la corrupción, las cuales, sostuvo Peña Nieto, ya se encuentran en estudio.

También se establecerán sanciones para contratistas y servidores públicos que evadan la ley. El objetivo es, prevenir actos de corrupción en la contratación de obra.

El titular del Ejecutivo inició su mensaje mencionando que los hechos de barbarie hace dos meses meses han conmovido la nación y aseguró que todos los culpables serán castigados conforme a derecho.

El presidente hace una relatoría del operativo para localizar a los normalistas de Ayotzinapa. Hasta ahora se han detenido a 79 probables responsables, asegura. También se encuentran arrestados los autores intelectuales y materiales de los hechos violentos en Iguala.

«Como padre, como ciudadano, comparto la exigencia de justicia», expresa.

Todas las protestas por el caso de los normalistas coinciden en que «México no puede seguir así», señaló el mandatario. «Y tienen razón».