Por José Gregorio Aguilar

El director del CBTIS 24, Ramón Guerra Salas, afirmó que, con excepción de algunos jóvenes, casi la totalidad de los 3 mil 120 estudiantes de esta institución ya fueron vacunados contra el Covid-19.

El directivo descartó regresar a clases en línea; al menos en este momento no se considera esa posibilidad y se tiene la confianza en terminar el presente ciclo escolar con la asistencia física de los alumnos a las aulas.

En su opinión, el gobierno federal implementó una amplia campaña de vacunación tanto para los adultos como para los jóvenes, y esa circunstancia genera confianza y tranquilidad ya que como las mismas autoridades de la Secretaría de Salud lo informan, los casos han bajado en forma considerable.

Ramón Guerra dijo que lo mejor es regresar a la normalidad porque los jóvenes necesitan expresarse, manifestarse y aprender en las aulas y no a través de las clases en línea.

“No creo regresar a clases virtuales, hay una campaña de vacunación tanto los adultos que son los padres como  los jóvenes tienen vacuna asignada y eso nos permite tener mayor tranquilidad no soy médico pero el Covid ha presentado una situación que no es  tan crítica hay que tener confianza los jóvenes necesitan expresarse manifestarse y aprender dentro de la escuela y no seguir este camino de las clases en línea”.

En este sentido, informó que el protocolo que el Cbtis aplica para la prevención del Covid-19 es sencillo e inicia cuando el joven muestra su credencial para ingresar a la escuela; ahí se coloca gel antibacterial y antes de entrar al aula debe portar su cubre bocas; sin embargo, admitió que algunos docentes sí piden como medida obligatoria ingresar al salón con esa mascarilla, pero otros maestros sí se muestran más flexibles o relajados.

          “Cuando los jóvenes entran muestran su credencial es la forma en la que se les autoriza el acceso está el gel en la entrada, acuden al aula con cubre bocas el docente es responsable de que porte el cubre bocas porque ustedes saben la casa es grande la familia más y hay docentes que sí lo ponen como una medida obligatoria otros son más relajados”, puntualizó.