Según la secretaria general del sindicato de maquiladoras en Victoria, Dolores Zúñiga Vázquez, la gran mayoría de las empresas sí cumplen con el pago de utilidades, sin embargo, evaden pagar la  cantidad económica que por ley le corresponde recibir a sus trabajadores.

En el caso particular de la Kemet, de donde ella es representante sindical, dijo que ocurre la misma situación, es decir, la maquiladora siempre ha cumplido con esa obligación laboral que establece la Ley Federal del Trabajo en su artículo 117, pero entrega montos económicos menores a los que tienen derecho los obreros.

Aseguró que las empresas siempre buscan la forma de evadir con su responsabilidad y nunca le hablan con la verdad a los trabajadores respecto a su información fiscal porque incluso algunas hasta hacen creer que tuvieron pérdidas para no pagar utilidades

Pero en estos casos, según explicó Dolores Zúñiga,  el contrato colectivo de trabajo establece que si la empresa no generó utilidades entonces tiene la obligación de entregar un monto económico equivalente a ciertos días.

          “Sí se ha cumplido, siempre han cumplido pero siempre han dado lo que han querido, nunca nos dicen la verdad pero en los contratos de trabajo dice que si la empresa no genera utilidades tiene la obligación de dar el pago equivalente a ciertos días pero ellos siempre se basan en lo que tienen que dar no en las utilidades y todos los años es lo mismo, te dan 3 mil 500, 4 mil es lo que dan”.

Refirió que en esta empresa que se dedica a la manufactura y ensamble de capacitores cerámicos y  dispositivos electrónicos, históricamente ha pagado entre  3 mil y 4 mil pesos a los empleados; cantidades que son injustas pero que la mayoría de los trabajadores las acepta porque tiene muchas necesidades económicas y necesita ese dinero, aunque no sea lo que le corresponde.

          “A veces ellos  piensan que es mejor  recibir eso a no recibir nada, pues aceptan lo que les dan,  pero la verdad es injusto, las empresas son abusivas”, reiteró.