Fue a mediados de los años 90 cuando Sergio Andrade, con ayuda de Gloria Trevi y Mary Boquitas protagonizaron uno de los mayores escándalos mediáticos, esto después de que fueran acusados de delitos de corrupción y secuestro de niñas menores de edad. 

Tras darse a conocer este hecho, Sergio Andrade fue puesto tras las rejas,  cumpliendo su condena en el 2007, mientras que Gloria fue arrestada, sin embargo salió libre en 2004, ya que fue absuelta de cualquier crimen por la justicia mexicana.

Ante esto la hija de Sergio Andrade, Valentina de la Cuesta abrió su corazón y en una entrevista para el portal TVNotas dio a conocer su actual relación con su padre, además de descalificar como el público mexicano pudo perdonar así de fácil a Gloria Trevi.

Valentina reveló que se encuentra alejada de su padre y que espera no saber nada de él:

“Lamentablemente, es el mayor agresor, por eso me mantendré siempre lejos de él, no puedo tener contacto con un hombre que agrede como lo hizo él”.

Valentina dio a conocer que también su mamá, Karla de la Cuesta, se encuentra alejada del ex productor: “Ella ha vivido alejada de él igual que yo. Soy una víctima colateral, aunque a nivel personal no tengo nada que ver con nadie de los involucrados.

Cabe destacar que Karla de la Cuesta, junto con sus hermanas Katia y Karola, fueron coristas de Gloria Trevi por allá de 1997, para el año 2000 “el Clan Andrade” se disolvió en medio de acusaciones por violación, secuestro y corrupción. Tanto Karla como Karola tuvieron hijos con Sergio.

Para finalizar con sus declaraciones, la hija de Sergio Andrade también descalificó como el país pudo haber olvidado algo tan grave, aceptando a Gloria Trevi así como si nada hubiera pasado:

“Me duele que México no tenga memoria. México ha olvidado los actos de ciertas personas, los actos de alguien que la gente tiene aquí, porque México se le ha olvidado”, dijo en aquel momento  sin dar mayor explicación.