En noviembre del año pasado, Andrea Torre sorprendió a sus seguidores al dar a conocer que un año cuatro meses atrás había sido diagnosticada con cáncer de mama. A través de un video que publicó en su perfil de Instagram, la actriz compartió algunos detalles del proceso que vivió para erradicar este mal.

Andrea Torre es una feliz sobreviviente de cáncer de mama

Reveló que su esposo, el productor Pedro Ortiz de Pinedo le detectó una protuberancia en uno de sus senos y, por fortuna, fue candidata para llevar a cabo un tratamiento a tiempo y hoy considerarse una feliz sobreviviente de cáncer.

“Mi marido me encontró la bolita hace dos años. Fui con el ginecólogo y me dijo que era una bolita de grasa, que no pasaba nada. Un año después, mi marido la vuelve a encontrar, pero más grande, y pues el resultado”, explicó Andrea Torre, de 44 años.

Este martes, la actriz asistió como invitada al programa Hoy y en entrevista reconoció que durante año y medio luchó contra el cáncer, pero en noviembre pasado concluyó con el tratamiento.

“Ya soy sobreviviente de cáncer de mama, a mucha honra, a mucho orgullo. Estoy feliz. Mi pelo va bien, tuve un tumorcito de tres centímetros y lo que hicieron fue darme 18 quimioterapias para que se hiciera más chiquito. Obviamente, tuve que entrar a operación para sacarme todo, pero no tuvieron que quitarme nada (extirpar un seno). Eso lo agradezco muchísimo, y a partir de ahí, otras 16 radioterapias”, comentó.

Andrea Torre revela la lección que le dejó el cáncer

Andrea Torre, quien es una de las estelares de la serie de televisión Una Familia de Diez, reconoció que cuando le dieron el diagnóstico sí temió por su vida y por el proceso al que iba someterse para vencerlo.
“Dije, ‘¿qué me va a pasar?, ¿qué le va a pasar a mi cuerpo?, ¿qué le va a pasar a mi pelo?, ¿cómo me voy a sentir? Porque, además, la palabra cáncer es una palabra súper fuerte”. Admitió que pensó que se quedaría calva, deprimida y ojerosa.

“Dije, ‘¿Dios mío santo, ¿qué es esto? ¡Yo no quiero ser eso!’. Prometí que el día que saliera victoriosa, lo iba a contar para crear más conciencia entre las mujeres de que se puede sobrellevar una enfermedad tan fuerte con actitud positiva, alegría y seguir trabajando”.

Informó que la próxima semana asistirá a su cita de control. Indicó que tiene que ir cada tres meses durante dos años y luego cada seis meses.

“Quiero disfrutar de la vida, de todo lo que no disfrutaba antes. Este tipo de cosas te cambia la perspectiva de la vida, pero aquí está Andrea Torre para mucho tiempo, para seguir disfrutando la vida, para trabajar y ser muy feliz”, concluyó.