¿Sabías que la vista cansada puede agravarse después de las vacaciones? Existen varios factores relacionados con la vuelta a la rutina que pueden aumentar la fatiga visual, especialmente en los trabajos que exigen pasar muchas horas delante de la pantalla del ordenador.

La vista cansada o síndrome de la oficina se conoce en oftalmología como presbicia. Aunque es más habitual a medida que envejecemos, en la actualidad comienza a detectarse también en jóvenes como consecuencia del uso de dispositivos electrónicos.

Afortunadamente, existen medidas para aliviar la fatiga visual que son fáciles de incorporar en el puesto de trabajo. Descubre más sobre esta molestia ocular.

Vista cansada o presbicia, también en jóvenes

La presbicia, popularmente conocida como vista cansada o síndrome de oficina, es un defecto refractivo del ojo causado por la pérdida de elasticidad del cristalino. Esta lente del ojo se encarga de la acomodación, es decir, nos ayuda a enfocar los objetos que se encuentran a otras distancias. Con el paso de los años, el cristalino va perdiendo su elasticidad poco a poco, adquiere una mayor rigidez y pierde su flexibilidad, lo que acaba afectando a la vista.

En general, la presbicia se suele desarrollar con la edad, pero en la actualidad se puede detectar a edades más tempranas por el uso constante de pantallas electrónicas. El doctor Marc Montolio Gil, especialista en Oftalmología del Hospital El PilarEste enlace se abrirá en una ventana nueva y de los Centros Médicos Quirónsalud DigestEste enlace se abrirá en una ventana nueva y AribauEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que «se trata de una condición ocular que afecta a muchas personas a medida que envejecen. Sin embargo, debido al gran uso de pantallas de hoy en día, cada vez es más común encontrarla también en personas a partir de los 30 años».

Síntomas de la vista cansada

Suele causar:
Visión borrosa
Problemas para enfocar objetos cercanos
Dolor de cabeza cuando fijamos la vista de cerca
Irritación de los ojos, como sequedad, escozor, enrojecimiento o lagrimeo

¿Por qué empeora la vista cansada con la vuelta al trabajo?

La fatiga visual puede intensificarse después de las vacaciones, sobre todo en los puestos de trabajo que exigen estar muchas horas delante del ordenador. El oftalmólogo nos explica la razón de esto: «Los espacios abiertos y el uso de la visión lejana favorecen a nuestros ojos, unas circunstancias que acostumbran a darse durante las vacaciones. Al volver al trabajo, volvemos a enfocar la vista de cerca durante varias horas, lo que provoca que puedan agravarse esas molestias».

Asimismo, existen una serie de factores que pueden contribuir a este agravamiento de la vista cansada. Por un lado, la vuelta a muchos trabajos significa pasar más horas delante de la pantalla del ordenador o de otros dispositivos, lo que lleva a forzar los músculos oculares y favorecer la fatiga visual.

Otro factor que puede empeorar la presbicia es una mala iluminación en la oficina. Cuando la luz es deficiente, es más complicado leer textos o reconocer ciertos detalles, y esto añade una mayor tensión en los ojos.
Igualmente, el estrés y la falta de sueño, que son tan comunes con la vuelta a la rutina, pueden afectar a la vista e incrementar el cansancio en los ojos.

Los 7 mejores consejos para cuidar la vista en el trabajo

La fatiga visual es un trastorno muy frecuente en el entorno laboral. Por eso, al igual que cuidamos la postura mientras trabajamos, también es fundamental proteger los ojos mediante una buena higiene visual.Para aliviar la fatiga visual en el trabajo puedes seguir las 7 pautas de nuestro especialista:Coloca la pantalla de forma adecuada. A la vuelta de vacaciones asegúrate de que el ordenador está colocado correctamente, situando la parte superior de la pantalla a la altura de los ojos.

Configura la resolución del monitor. Comprueba la configuración de la iluminación del ordenador, de modo que puedas evitar reflejos y sombras.

Descansa la vista. Una vez iniciada la jornada, recuerda apartar la vista cada cierto tiempo. Puedes seguir la regla 20-20-20, que consiste en descansar cada 20 minutos fijando la vista en un objeto lejano, a unos 20 pies o 6 metros, durante 20 segundos. De esta manera tan sencilla das un descanso a tus ojos.

Parpadea a menudo. Ten en cuenta que la frecuencia del parpadeo disminuye cuando estamos utilizando las pantallas electrónicas. Por eso, es importante parpadear con regularidad para lubricar el ojo, lo que nos permitirá evitar molestias, como la irritación o la sequedad.

Controla el estrés. Esto puede agravar los problemas de la vista, por lo que se recomienda mantenerlo a raya.

Duerme suficiente. La falta de sueño puede empeorar los problemas oculares.

Consulta los indicios de fatiga visual o vista cansada. Si persisten los síntomas como visión borrosa, dolor de cabeza o sequedad en los ojos, es aconsejable acudir a la consulta de Oftalmología para evaluar cada caso. Además, en las revisiones optométricas se puede valorar el uso de lentes para aliviar el esfuerzo visual prolongado.