Por José Gregorio Aguilar

La base de taxis de la central de autobuses constituye un medio de transporte seguro para las mujeres en Victoria

Primero que todo, se trata de una base legalmente establecida cuyos vehículos están registrados ante la Secretaría del Transporte y los propietarios cuentan con su respectiva concesión para poder trabajar.

Los operadores forman parte del padrón de choferes los cuales están perfectamente identificados y están obligados a, dos veces por año, aprobar el examen antidoping y a llevar sus vehículos a la revista mecánica; obligaciones que dan certeza de que se trata de un servicio legal y amparado por las autoridades correspondientes.

“Todo coche que está ahí tiene un número de concesión avalado por la Secretaría del Transporte,  y los choferes cumplen con los requisitos, ellos también así como los vehículos revisión mecánica y actualización los choferes también acuden a hacerse examen antidoping están debidamente registrados en la terminal y en Transporte tiene la relación de ellos”.

Desde estas consideraciones, el coordinador de delegados Liborio Tovar, aseguró que los  usuarios tienen una percepción positiva del servicio ya que  tienen la garantía de que van a tener buena experiencia de viaje cuando abordan este tipo de unidades.

“Siempre ha habido comentarios favorables de clientes que son seguros porque están empadronados dados de alta son seguros. Los usuarios tienen la certeza y seguridad de que van a tener buena experiencia de viaje al llegar a su destino.

En el contexto de la situación de inseguridad y la ola de  feminicidios que están ocurriendo en varios estados del país, Liborio Tovar recomendó a las mujeres, y en general a cualquier persona, que haga lo posible por viajar o utilizar el servicio  solo de unidades que tengan base establecida y cuyos operadores cuenten con identificación oficial visible.