Las actrices Susan Sarandon y Melissa Barrera fueron despedidas por compañías de Hollywood después de hacer comentarios sobre la guerra entre Israel y Hamás que algunos consideraron antisemitas.

Spyglass Media Group, la productora detrás de la próxima “Scream VII”, reconoció la salida de Barrera de la franquicia de terror. La actriz de origen mexicano, que protagonizó “In the Heights” y las dos recientes entregas de “Scream”, publicó declaraciones en sus historias de Instagram llamando a la guerra “genocidio y limpieza étnica”. Ella escribió: “Gaza actualmente está siendo tratada como un campo de concentración”.

La postura de Spyglass es inequívocamente clara: tenemos tolerancia cero con el antisemitismo o la incitación al odio en cualquier forma, incluidas las falsas referencias al genocidio, la limpieza étnica, la distorsión del Holocausto o cualquier cosa que cruce flagrantemente la línea del discurso de odio”, dijo Spyglass en un comunicado.

Los representantes de Barrera no respondieron mensajes el miércoles.

Jenna Ortega, quien interpretó a la hermana de Barrera en las dos películas anteriores de “Scream”, supuestamente no regresará, informó Deadline el miércoles. Ortega abandonó anteriormente la franquicia debido a su agenda “del miércoles”, informó la publicación. Un portavoz de Ortega no respondió de inmediato a preguntas.

Un portavoz de United Talent Agency dijo que Sarandon, cinco veces nominada al Oscar, ya no es representada por la agencia. La salida de Sarandon de la UTA se produjo tras los comentarios que hizo sobre Israel, el más reciente en una aparición el 17 de noviembre en una manifestación pro-palestina en Nueva York.

Hay mucha gente que tiene miedo de ser judía en este momento, y están empezando a probar lo que se siente al ser musulmán en este país, tan a menudo sujeto a la violencia”, dijo Sarandon, según el New York Post.

El Post informó que Sarandon se unió a la multitud cantando “Del río al mar, Palestina será libre”, un eslogan visto como antisemita porque sugiere la erradicación de Israel.

Sarandon no pudo ser localizada el miércoles para hacer comentarios.