El programa dominical de Yordi Rosado en YouTube tuvo como invitado a uno de los comediantes más populares de la televisión mexicana, Adrián Uribe, quien generó un momento muy emotivo cuando recordó sus inicios como payaso.

Adrián recordó esta etapa de su vida luego de que Yordi le pidió usar una «maquina del tiempo» (una nariz de payaso) para ubicarse en un momento de su vida antes de la fama. «Quiero hacerte unas preguntas, pero no quiero que me las conteste el Adrián Uribe del 2021, quiero que me las conteste el Adrián que empezó a trabajar, a tomar sus clases de teatro, que estaba haciendo ese primer nombre de Chistín», indicó el ex conductor de Otro Rollo. Destaca que el propio Rosado soltó algunas lagrimas ante las revelaciones del actor.

Primero, Adrián recordó que a los 16 años trabajaba como payaso haciendo «shows en el Caballo Bayo» por «160 pesos por una hora y media».

«Quiero que me vaya muy bien, quiero ser actor, que la gente me vea, triunfar, tener un show, que me reconozca, que me pidan autógrafos. Pero, sobre todo, ayudar a mi mamá y comprarle su casa», dijo el famoso sobre lo que deseaba en ese entonces.

Luego, Uribe confesó que en ese momento de su vida quería demostrarle su valor «a toda esa gente que se ha burlado de mí, que me ha dicho que no voy a pasar de payasito de fiestas o que se burlaba de mi cuando mi abuelita iba a trabajar en las casas a hacer el aseo o cuando nos preguntaban que dónde nos habíamos ido de vacaciones».

«Veo que a veces hay pleitos y que mi papá se pelea con mi mamá, y a veces he visto que mi papá ha tratado mal a mi mamá… Obviamente no me gusta y no me gusta ver sufrir a mi mamá y a mis papás por dinero, y me gustaría ayudarlos», recordó Adrián respecto a sus objetivos antes de la fama.
Además, Adrián dijo que deseaba trascender «como un hombre que, a pesar de ser humano con defectos, todos los días hizo lo posible por ser mejor ser humano, para ser mejor papá, ser mejor hijo, hermano, ser mejor artista».

«Todo lo que estás diciendo lo tienes hoy y ha sido un camino nada sencillo, pero con mucha alegría y mucha felicidad», le señaló Yordi ante tan emotivo momento.