Cuestionado por el bajo perfil como abogado y con nula experiencia política, el secretario general, Herminio Garza Palacios, ha capoteado a sus detractores y permanece impasible en el cargo con la certeza, no de sus habilidades o virtudes, sino confiado en la estrecha amistad que le une con el gobernador Egidio Torre Cantú, quien lo sacó, contra viento y marea, casi de la nada para convertirle en uno de sus más allegados.

En cuanto llegó al tercer piso del palacio gubernamental, el abogado dejó de contestar el teléfono a quienes considera que no tienen la suficiente estatura para ser atendidos por “su señoría”, se apoltronó en su cómodo sillón y adoptó posición de notario, es decir, no se dedica a analizar los problemas para buscarles solución sino para clasificarlos y ponerles sello.

De algunas entrevistas concedidas a sus más allegados se desprende que HGP acude a las ciudades donde se dan escenarios de conflicto, cuando es posible escucha a las partes (sería mucho decir que dialoga), toma nota puntual, elabora un informe y si algún imprudente reportero le cuestiona acerca del asunto de marras, se encoge de hombros y reitera el discurso optimista sobre la felicidad permanente de todos los tamaulipecos.

Nadar de muertito le sale bien al secretario general de gobierno pero hay que reconocer que es la política pendular que distingue a nuestro sabio sistema, es decir, después de un responsable de la política interna que era hiperactivo, ahora disfrutamos de un alto funcionarios que no le disputa escenarios a nadie, pues es incapaz de hacerle sombra ni al jefe ni a nadie.

Bastante discreto, vaya es mustio el hombre, sin embargo, hay razones de peso para considerar que hará huesos más viejos en la secretaría general de gobierno pues el sexenio aun es joven aunque otros escenarios se avecinan como es el proceso selectivo de los abanderados a las diputaciones federales cuando los aspirantes a la gubernatura tratarán de llegar (aunque sea) a la cámara baja; pero eso será otra historia.

Por otra parte, para mantenerse activos, mejorar su esperanza de vida y prevenir el sobrepeso y obesidad, factores determinantes en la aparición de enfermedades crónicas no trasmisibles, el gobierno de Tamaulipas que encabeza el gobernador ETC, recomendó a los adultos mayores practicar algún tipo de actividad física de manera regular.

Hugo Eduardo Marentes Martínez, responsable estatal de la estrategia contra el sobrepeso y la obesidad, refirió que la actividad física en los adultos mayores puede ser de cualquier tipo, ya que de lo que se trata es incrementar el gasto calórico; puede ser caminar, trotar, andar en bicicleta y otros de acuerdo a su edad y estado de salud, previamente valorado por su médico.

Expuso que con el apoyo del Gobernador y por instrucciones del secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, se ha impulsado el programa “Adultos Mayores en Control” que promueve, entre otras acciones, la actividad física en los diferentes entornos (comunitarios, laborales y Centros de Salud), formando grupos de ayuda mutua y grupos con la mira de prevenir, todo para sumar a más personas a estas actividades.

Explicó que la actividad física tiene grandes beneficios en todos los grupos de edad, específicamente en el adulto mayor, ya que le permite, en primera instancia, aumentar la esperanza de vida, mantener el control de pacientes con enfermedades como diabetes mellitus e hipertensión, además de mejorar su actividad intestinal, así como su respiración y sus músculos, entre otros.

HEMM añadió en declaraciones recientes que entre algunas de las recomendaciones para la activación física eficaz, está ajustarse a los tiempos de cada individuo, encontrar algún espacio idóneo para que se sienta cómodo, que no distraiga sus actividades, ser rutinaria e incorporarse a diferentes actividades para lograr un mejor estado de salud.

Se ha comprobado que en comparación con los adultos mayores menos activos, ya sea hombres o mujeres, las personas mayores físicamente activas presentan menores tasas de mortalidad por causas como cardiopatías, hipertensión, accidentes cerebro vasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer, depresión, un mejor funcionamiento de sus sistemas cardio respiratorio y muscular, y una mejor masa muscular y composición corporal.

Asimismo, mencionó que es indispensable que el adulto mayor cuente con el apoyo del núcleo familiar para que se sienta integrado en algún tipo o grupo de actividades que fomenten su activación física; exhortó a la población a que acudan a los centros de salud, así como a los diferentes espacios que se han abierto y brindado para la práctica de algún deporte o activación física; se debe sembrar una cultura, así como fortalecer la prevención y la promoción de las enfermedades mediante la activación física.

Para acabar hoy, nunca es tarde para felicitar a mi cuñada Dora García Sáenz quien se dejó venir desde El Mante donde reside para celebrar su cumpleaños en esta capital acompañada de su marido, de sus hijos, de sus hermanos y de sus cuñados; en el festejo, Laura, Gonzalo, Óscar, Clara, Xóchitl, Carolina, Ana Laura, Haydeé y Regina mostraron sus habilidades artísticas echándole energía y sentimiento en el karaoke; felicidades.

Correo: [email protected]