Por José Gregorio Aguilar

Líderes cristianos en Victoria, como el pastor Abel González López,  se mantienen en oración para que  una vez que concluya el proceso electoral con la entrega de constancia al gobernador electo, prevalezca la paz y la unidad entre todos los tamaulipecos.

“Es importante  mencionar que una vez que concluye proceso y autoridades  dan su veredicto todos seguimos siendo  tamaulipecos  y habitantes  de esta tierra que nos vio nacer en la cual trabajamos luchamos”.

Indicó que no hay razón para que los ciudadanos estén divididos por cuestiones políticas, porque tras las elecciones, el estado y sus habitantes  continúan con su vida normal en donde  la gente se reencuentra con sus compañeros de trabajo, con los vecinos o con los mismos familiares con los que tiene diferencias políticas.

“Y nuestro papel una vez que pasa todo volver a encontrarnos a saludarnos somos compañeros de trabajo, somos vecinos, compañeros  de escuela,  vivimos en la ciudad y debemos seguir trabajando  unidos lo importante  es aprender  la lección y entender que son procesos que la política no debe dividirnos sino por el contrario aún con todas las diferencias  que podamos tener algo que  nos une es ser miembros de un mismo territorio  patria chica que es Tamaulipas”.

El pastor de la iglesia Casa de Dios Jesucristo es Rey destacó que el ciudadano común es integrante de la fuerza laboral de un Estado, y cada quien, desde su trinchera, trabaja y produce para mantener a flote este gran barco que se llama Tamaulipas, por ello aconsejó de nuevo que como ciudadanos todos los habitantes del Estado deben seguir su actividad normal pero en sana convivencia con sus semejantes.

Citando las escrituras sagradas, el líder cristiano convocó al pueblo tamaulipeco a pedir y orar por los nuevos gobernantes, para que tengan sabiduría a la hora de tomar decisiones para el bien del Estado:

“Hay que pedirle a Dios les dé sabiduría  como la palabra de Dios  nos invita a  pedir por los que están en eminencia,  por gobernantes dice el apóstol  Pablo  para que vivamos quieta,   reposadamente,  que tengamos justicia”.

Asimismo, en referencia al Libro de Daniel 2:22  “Dios cambia los tiempos y las épocas pone y depone leyes a los sabios da sabiduría y a los inteligentes discernimiento”.

Finalmente, Abel González López textualizó: “gobernantes van y viene la iglesia permanece para hacer  nuestra labor, coadyuvando para restablecer  el tejido social,  ayudando a reconciliar familias y sembrando principios y valores en la sociedad”.