Por José Gregorio Aguilar

El presidente de la asociación civil PROAGUA Noreste, Ubaldo Martínez Valdez, propuso la creación del Instituto de Planeación Municipal para dar orden al crecimiento de la ciudad y, sobre todo, cuidar el abasto y ahorro del agua en el futuro cercano.

Al respecto, sostuvo que ante la crisis hídrica que se vive en Victoria y en todo el Estado se vuelve necesario que el Ayuntamiento tome medidas extraordinarias preventivas.

En el contexto de la escasez de agua, uno de los propósitos es evitar que esos nuevos fraccionamientos se queden sin agua como actualmente ocurre en muchas colonias de Victoria pero también que los usuarios la cuiden y ahorren la reutilicen

Ante esta realidad y de acuerdo al activista victorense, se vuelve importante que regrese el Instituto de Planeación Municipal que operaba hace muchos años; el nuevo alcalde que gobernará la capital del Estado en los próximos tres años debe tener como prioridad resolver este problema.

“El nuevo alcalde que llegue debe comprometerse con un tema, es un tema prioritario y tratarlo de sacarlo en esos tres años porque de pronto pretenden hacer muchas cosas o hacer ajonjolí de todos los moles”.

Explicó que simplemente sin agua no puede haber ciudad, ni crecimiento de ningún tipo por lo que, reiteró, el tema de agua tiene que ser de verdad una prioridad en la agenda del gobierno municipal.

“Sin agua no hay ciudad, y si llega alguien y nos asegura resolvernos el problema del agua estaremos muy agradecidos los victorenses. Resolviendo el problema del agua la ciudad crece, claro que es lo que se busca pero hay que poner límites, hablan de desarrollo pero necesitamos ver los potenciales de la ciudad y empezar a trabajar tenemos que planear acuérdate que es una ciudad donde el INPLAM fue borrado de plano”.

Por último, insistió: “necesitamos que vuelva a existir un instituto de planeación municipal que tenga independencia de la autoridad del Ayuntamiento, un organismos que vaya regulando el crecimiento de la ciudad porque estamos dando palos de ciego”.