Por José Gregorio Aguilar

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este 5 de junio, falta mucho por hacer, tanto por parte de las autoridades como de la sociedad civil, opinó Ubaldo Martínez Valdez, presidente de la asociación PROAGUA Noreste.

De entrada, criticó que algunos organicen “rodadas”, para celebrar esta fecha, en lugar de organizar alguna actividad que de verdad sea útil a la naturaleza.

“Con todo respeto pero para que sirve hacer un recorrido, acaso eso influye en mi manera de pensar y me motiva a hacer algo por el medio ambiente”.

Asimismo, Ubaldo Martínez consideró que ya es tiempo de pasar de la etapa de concientización ciudadana a las sanciones económicas para quienes, deliberadamente, arrojan basura al medio ambiente, llámese espacios públicos, calles, parques o ríos, entre otros.

En un contexto donde cada vez son más intensas las olas de calor y la sequía se prolonga por más tiempo así como la escasez de agua, el tema del medio ambiente debería cobrar importancia real no solamente teórica puesto que es fácil suponer que si el cambio climático ya nos alcanzó, lo que viene en el futuro son cada vez temperaturas más extremas, más calor y rayos solares cada vez más calcinantes; en resumen, es tiempo de sustituir la declaración por la acción, pero insistió, no solo de parte de autoridades sino de todos en general.

Actualmente en Victoria por ejemplo, la mayoría de los parques y plazas públicas, como el Paseo Méndez, que en años idos lucía esplendoroso, lleno de árboles por todos lados, así como bulevares con grandes ejemplares que proporcionaban sombra fresca y mitigaban los efectos de calor, hoy, lucen un tanto desérticos.

“Cómo es posible, que todos busquemos sombras para sentarnos o para dejar nuestros coches y nadie se preocupe por sembrar árboles; cómo es posible que queramos plazas limpias y tiremos en la vía pública basura y desechos”.

De pronto se ven intentos de plantación de arbolitos por algunos bulevares pero el punto es que casi nadie se asegure de regarlos y de que sobrevivan ya que muchas veces, las autoridades o instituciones se preocupan únicamente por tomarse la foto o hacer un evento alusivo a la fecha pero hasta ahí.

El activista a favor del medio ambiente reiteró que falta mucho trabajo por hacer y aquí es importante que escuela y hogar unan esfuerzos para contribuir a mejorar las condiciones ambientales que nos toca vivir, ya que si se inculca, desde la niñez, ese amor y respeto por la naturaleza, el futuro ambiental será mucho mejor en México y en el mundo.