Enrique Jonguitud
Ciudad Victoria, 6 de junio.-Los militantes del Partido Acción Nacional (PAN)  así como muchos liderazgos, deben conservar la calma después de los malos resultados obtenidos en las elecciones y no precipitarse el pedir la salida del dirigente nacional Marko Cortés.
Así lo aseguró la diputada panista Marina Ramírez Andrade quien señaló que es muy reciente la jornada electoral y aún no se terminan los cómputos oficiales.
La legisladora de San Fernando calificó como normal que surja el enojo y la inconformidad entre la militancia panista después de que se vivió una derrota electoral.
«Es normal que después de vivir un proceso haya inconformidades por todos lados, vemos las redes inundadas de noticias, de diferentes formas de enojo y eso es normal después de vivir un proceso electoral tan importante», sostuvo.
La diputada pidió paciencia a los panistas que piden la cabeza de Marko Cortés «yo creo que hay que esperar a que todo esto se calme un poquito ahorita todos opinamos, todos damos nuestros puntos de vista y es parte de la democracia».
Admitió que el enojo contra la dirigencia nacional del PAN es fuerte pero insistió en esperar para que se termine el conteo de votos para tener los resultados oficiales
«Hay que dar tiempo a todo esto y estar en calma y sobre todo estar en paz con todos», expuso.
Ramírez Andrade dijo que hay épocas en qué algún partido está fuerte y hay épocas en que son otros los partidos que dominan «pero como mexicanos hay que estar Unidos».
Subrayó que de todas maneras se tendrá que hacer un análisis al interior del PAN y definir que pasará con la diferencia nacional.