Por José Gregorio Aguilar

El candidato común de MORENA-PT-PVEM a la gubernatura del Estado, Américo Villarreal Anaya, opinó que los alcaldes de Victoria y Madero, Eduardo Gattás Báez y Adrián Oseguera Kernion deben actuar con mesura en torno al malentendido que surgió esta semana respecto a un audio filtrado con el fin de hacerlos pelear.

Como se recordará, Gattás acusó a Oseguera de filtrar ese audio, donde se escucha  al edil victorense que conversa  y negocia el traslado de combustible con el fallecido huachicoleros Sergio Carmona,  con el fin de incriminarlo

Dijo que este hecho, así como otros en contra de Morena y sus políticos, forman parte de la guerra sucia que él mismo, en el marco de su campaña electoral, ha sido víctima.

“Creo que debe hacer mesura,  quizá esa sea la palabra  y comprender que a veces hay teléfonos descompuestos y que hay gente que quiere aprovecharlo para hacernos rivalizar, confrontar”.

Durante una entrevista radiofónica, en ORT Noticias, el doctor Villarreal Anaya se mostró solidario con el alcalde victorense, quien, dijo, ha sido presionado, acosado, señalado por la actual administración estatal impidiendo que realice su trabajo en beneficio de los victorenses

De Oseguera destacó que  la sensibilidad y experiencia con que cuenta lo llevó a aclarar las cosas y dirimirlas sin que tenga mayor trascendencia; desde estas consideraciones dijo que no percibe ruptura entre los morenistas y ve a dos políticos trabajando para que se logre la Cuarta Transformación al Estado.

“Yo no percibo ruptura,  al contrario, sentimos que los presidentes municipales de estas dos ciudades que tienen una carga electoral muy importante están plenamente identificados y participando en este proceso para dar ese cambio de la gubernatura del estado”.

Al hacer un balance de su campaña, el candidato de Juntos Hacemos Historia, manifestó que amplios sectores de la población le han dado su apoyo; las encuestas serias lo colocan hasta 30 puntos arriba de su más cercano competidor según afirmó.

De los ataques que ha recibido por parte de sus adversarios, como aquel que en su spot afirma que Américo Villarreal no es doctor porque nunca ha recetado una pastilla, y que tampoco ha trabajado en toda su vida, el aspirante al gobierno de Tamaulipas dijo que descalificaciones como esa le causan hasta risa, pero reiteró que este tipo de expresiones que no tienen sustento,  forman parte de esa guerra sucia que se ha orquestado en su contra aún antes de que iniciaran las campañas.

“Algunos dan hasta risa, y que podemos decir,  yo creo que ustedes me conocen y saben lo que e trabajado en la administración pública en  30 años, he estado en el Hospital General todos los días desde  las 7 am pasando visita salir después de la consulta institucional en la unidad de cuidados intensivos coronarios , después ir a trabajar en las tardes en el consultorio; y  de hecho en reuniones de campaña hay gente, pacientes que dicen: doctor sus pacientes lo apoyamos”.