Enrique Jonguitud
Ciudad Victoria, Tamps.-

Es urgente frenar la especulación en la venta de agua de las purificadoras de agua en Tampico, Madero y Altamira, que han aumentado los precios hasta en un 200 por ciento, dijo el diputado local Edmundo Marón Manzur.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) expuso que se está regateando con la sed de los ciudadanos ante la crisis del agua que afecta a más de 800 mil personas de la zona conurbada del sur de Tamaulipas.

Marón Manzur exhortó a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) para que frene los abusos y regule los precios del agua embotellada.

«Es una grave situación que nos tiene preocupados a todos porque afecta directamente a nuestros hogares, a los agricultores, a los ganaderos, a los empresarios y a toda la sociedad por igual», declaró.

Después de que la Laguna del Champayán descendió al uno por ciento de su nivel, los municipios de Tampico, Madero y Altamira, se quedaron con muy poca agua disponible.

«El problema empieza cuando, ante la necesidad de la gente, se encarece indiscriminadamente el precio del agua; es decir, ante la alta demanda de agua embotellada, los precios de este producto han aumentado hasta el doble de lo que comúnmente cuestan», comentó.

Marón Manzur dijo que el aumento del costo del agua embotellada es de hasta en un 200 por ciento «es decir, el rellenado de un garrafón que comúnmente promediaba entre los $15 y 18 pesos, actualmente, en algunas zonas del sur de Tamaulipas ha llegado a costar hasta 45 pesos».

El diputado local dijo esperar que la situación tenga remedio y que no siga aumentando el precio del agua embotellada.