Por José Gregorio Aguilar

Durante el programa comercial, El Buen Fin, que este año se llevará a cabo del 18 al 21 de noviembre, muchos comerciantes formales engañan a los clientes con supuestos descuentos en sus productos y mercancías, acusó el dirigente de la Unión de Puestos Fijos y Semifijos en la zona centro, Paulino Cortés.

“Si tú vas a algunas tiendas departamentales o de conveniencia o donde estén ofreciendo el descuento realmente inflan los precios y el día del Buen Fin lo ponen más caro de lo que lo ofrecían y luego aplican descuento».

También aseguró que este tipo de prácticas que cometen los centros comerciales o tiendas departamentales han sido documentadas por los propios clientes quienes en más de una ocasión lo han hecho público para descubrir el engaño del cual han sido víctimas.

“Eso pasa en muchas tiendas y está documentado eso porque mucha gente va y compra toma la foto un mes antes del Buen Fin luego descubre que ese mismo producto está más caro que cuando no estaba en oferta”.

Citó que a veces el comerciante sube el precio del producto un mes o mes y medio antes del Buen Fin, luego ya en Noviembre lo bajan simulando un descuento pero en realidad es que es el mismo precio; es decir no hay tal oferta o descuento como lo anuncian.

En cambio, agregó, cuando los vendedores de la vía pública ofrecen un descuento, éste sí es real y así sea un 10 o un 20 por ciento pero los ciudadanos tendrán la seguridad de que reciben un producto a menor precio del que realmente tenía antes del Buen Fin.

«Nosotros los comerciantes de puestos fijos y semifijos en la vía pública cuando damos un descuento, es un descuento real. Nosotros no podemos engañar a la gente; nosotros le vendemos a la gente de la clase media hacia abajo y no le podemos hacer eso, engañarlos; ya sea 10 o 50 pesos o ya sea un 5 o 30 por ciento realmente es un descuento real”.