Por Grecia Lizeth Gomez Olivas y Heidy Itzel Quevedo Olivo, alumnas de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Organizado por el IETAM desde Ciudad Victoria Tamaulipas, el día 22 de mayo del 2022 los candidatos Arturo Diez de Movimiento Ciudadano y César Verástegui Ostos del PAN, PRI y PRD debaten sobre Educación Pública, Estado de Derecho y Desarrollo Social en Tamaulipas.

  1. Discurso de César “El Truko” Verástegui Ostos

Su discurso comienza con un saludo a los Tamaulipecos y explica que la razón por la que él se encuentra en el debate es para dar a conocer sus objetivos y propuestas a la ciudadanía e invitando a la población a votar por él el próximo 5 de junio.

Mencionó que es necesaria una capacitación académica para los maestros, planes emergentes para alumnos de nivelación y escuelas de tiempo completo. Así como accesos a becas de excelencia y detectar las causas de la deserción escolar.

Propuso garantizar la seguridad del Estado y regresar el Programa de prevención del delito. Mostró datos que establecen que los robos y secuestros han ido a la baja (de manera que es posible acabar con la delincuencia y asegurar la seguridad de Tamaulipas). Que hará rendir informes en secretarías e instituciones para combatir la corrupción y aplicar sanciones.

Cada opinión la empieza diciendo que habla desde su experiencia ocupando varios cargos políticos (Secretario General de Gobierno de Tamaulipas 2016 – enero 2022, como Diputado Federal por la vía plurinominal, y dos veces Presidente Municipal del municipio de Xicoténcatl). Como mejorar el desarrollo social, buscando establecer programas alimentarios, económicos y recursos, generar empleos y financiar a personas que tengan ideas o proyectos viables. Considera que mejorar la calidad de las viviendas es clave para tener familias con vidas dignas.

Habló negativamente sobre el tema alimenticio ya que la canasta básica aumentó hasta un 60%. Se comprometió a que nadie se quede sin agua, luz y drenaje. Y que la limpieza, vivienda, banquetas y calles pavimentadas, escuelas, serán prioridad durante su mandato. Desde su experiencia él se dedicó a garantizar esto y puede hacerlo posible.

Cerró su discurso diciendo que aspira a que todos lo conozcan, que es alguien comprometido con la ciudadanía, que ha trabajado en temas de seguridad, economía y en materia de salud y planea mejorar todas esas áreas de forma presencial y virtual.

En cuanto a la estructura del discurso en el ámbito cualitativo, es un discurso simple y que tiene el propósito de generar un punto de vista o imagen positiva sobre Verástegui; menciona que él tiene ventaja sobre los otros candidatos por llevar más tiempo en la política. Se muestra a sí mismo interesado y cercano al pueblo, como alguien que viene desde abajo y comprende las problemáticas que atraviesa un ciudadano Tamaulipeco.

Es vago en sus contestaciones, le cuesta resumir las ideas principales para dar a entender al público su punto y al final da respuestas incompletas que no resuelven la pregunta planteada por el moderador. Se mostraba nervioso y titubeante al inicio del debate. El orden del discurso fue sencillo, pero fue ambiguo ya que era repetitivo en varios de sus argumentos a pesar de tratar distintos temas, lo que impedía la fluidez.

  1. Discurso de Arturo Diez

Utilizó su tiempo de introducción con la audiencia para hablar de la ausencia del candidato de MORENA Américo Villarreal en el debate y como este presuntamente dejó desamparados a distintos grupos vulnerables; prometiendo, a su vez, que él se encargará de recuperar la seguridad y el orgullo de Tamaulipas.

Mencionó que quiere asegurar educación para todos los niños y jóvenes, implementar escuelas de tiempo completo. Dar prioridad a la educación. Capacitar a maestros. Hacer obligatorio el ir a la escuela, crear más escuelas técnicas que formen una población preparada. Argumentando que pasar más tiempo en la escuela previene factores como la delincuencia y la pobreza.

Habló negativamente de la seguridad en Tamaulipas, con apoyo de datos brindados por el INEGI como que el 96% de los delitos quedan impunes, es el Estado donde hay más corrupción. Referenció los pactos con la delincuencia organizada y el gobierno, y que su prioridad es asegurar un Estado de derecho limpiando al gobierno estatal.

Propuso que para acabar con la corrupción buscará transparentar ante la sociedad a dónde van los recursos, así como transparentar las acciones de los funcionarios durante su tiempo en el cargo y sacarlos si incumplen la ley. Transparencia obligatoria en todos los municipios. Aseguró que en su gobierno no habrá un Estado triste con sed de justicia.

Contra la pobreza y desigualdad opta por una educación prioritaria donde el Estado debe brindar educación a todos. Que los ciudadanos no tengan que migrar a Estados Unidos para conseguir empleos; impulsar el desarrollo económico, turísticos. Dar oportunidades a Mujeres violentadas, empleos, educación y créditos. Y preparar a la gente para ser emprendedores.

Habló sobre la realidad negativa de Tamaulipas: un estado abandonado, con pozos y basura, no hay alumbrado ni agua, hace falta plantas tratadoras de agua, promover el deporte y el rescate de áreas verdes. Prometiendo que, en su gobierno, el Estado trabajará con empresarios para generar empleos. Ofrece un gobierno transparente que sepa escuchar, abrir puertas a toda inversión y no hacer negocios personales.

Al cierre de su discurso atacó a los otros candidatos, aunque prometió llevarse bien con funcionarios de otros partidos que ocupan un puesto importante en el estado, municipios y federación. E invitó a la ciudadanía a votar el 5 de junio por un gobierno ciudadano y cercano, un gobierno de cambio.

A lo largo del debate habla de las experiencias de otras personas para enfatizar sus puntos fuertes y humanizar sus argumentos. Las cuales, son la realidad de cientos de familias y ciudadanos tamaulipecos, lo que genera un sentimiento de escucha y entendimiento por parte de la audiencia hacia el candidato. Suele ser contundente en sus argumentos y habla con voz firme y estable, manteniendo una postura formal.

En cuanto a la estructura del discurso en el ámbito cualitativo, es un discurso simple con palabras nada complejas y expresiones que le permiten a la audiencia empatizar y entender sus puntos argumentales.

En lo cuantitativo, fue muy repetitivo al mencionar que él ha visitado los 43 municipios y ha estado involucrado con los problemas de los ciudadanos; se establece como alguien que se preocupa por los demás y da la imagen de ser uno más, un Tamaulipeco comprometido y que tiene presente el lado negativo del estado que hay que cambiar.

Conclusiones

Ambos candidatos aprovechaban cada momento para utilizar un apoyo visual que comprometiera a los otros candidatos, sobre todo a Américo Villareal candidato de MORENA, lo cual desviaba la atención de la pregunta principal y al final la respuesta terminaba incompleta. Lo cual es una pena, ya que las preguntas planteadas por el moderador Javier Solorzano estaban hechas desde un enfoque ciudadano, dudas que los Tamaulipecos exigen respuestas desde hace años y aún no han sido contestadas.

Los temas de seguridad y pobreza son de los que casi no respondían de manera clara, no daban soluciones inmediatas, simplemente se limitaban a hablar de las malas acciones que ha estado cometiendo el actual gobierno del Estado. Siendo que ellos mismos mencionaron que son los temas que más aquejan a la sociedad, además de salud.

Por otro lado, ambos mostraron un avance en comunicar sus ideas en comparación con el primer debate. Aquí se les ve más seguros y adaptados a la dinámica, lo que permitió que el debate se desarrollara con rapidez.

La comunicación no verbal de Arturo Diez denotaba confianza y parecía relajado a lo largo del debate. En cambio, César Verástegui comenzó muy serio y con una postura rígida que fue cambiando a lo largo del evento. En ambos candidatos se pudieron apreciar gestos “burlones” cuando el otro estaba exponiendo una idea, lo que desvía la atención del espectador del tema inicial.