Por José Gregorio Aguilar

El presidente de la Asociación Nacional de Padres de Familia (ANPAF), José Alejandro Águila Arguelles, hizo un llamado a todas las representaciones estatales para que asuman su responsabilidad de fiscalizar, transparentar y rendir cuentas de todos los recursos económicos que ingresen a las escuelas durante el ciclo escolar.

En este sentido, informó que todavía hay directores en diversos planteles que siguen interviniendo en el manejo y aplicación de los recursos que se reciben por concepto de cuotas escolares, donde la cuenta para depositar ese dinero está a nombre del directivo bajo la complacencia de la Secretaría de Educación estatal.

“Ahorita estoy atendiendo un caso de una escuela de Mante Tamaulipas en donde la SET no hace absolutamente nada cuando la cuenta de cheques para aportación voluntaria está a nombre del director de la escuela y piden dinero descaradamente y cobran por todos los servicios, y la autoridad, en este caso la secretaría de la contraloría en educación no hace nada”.

Asimismo, reconoció que todavía en algunas entidades, como Tamaulipas, no se ha renovado la asociación de padres de familia y según parece no hay interés de parte de las autoridades educativas locales por conformarla.

Argumentó que ese desinterés obedece a que aún hay autoridades, directores que quieren seguir “manoseando”, el dinero que ingresa a los planteles y apropiarse del mismo; el reglamento es claro y solamente la asociación de padres de familia tiene la facultad y a la vez la obligación de fiscalizar en que se aplica ese recurso.

“Además, con las nuevas reglas de operación por ejemplo del programa la Escuela es Nuestra, los vamos a poner en jaque y una de las partes que le tocará hacer a las asociaciones estatales es fiscalizar los recursos que se reciban por ese programa pero también los recursos que ingresen por cuotas escolares”.

La ANPAF es una asociación que  representa aproximadamente a 29 millones 314 mil 950 alumnos y tiene representación en la mayoría de los estados del país.