REYNOSA, Tam.- “No se rajen: somos mucha patria para tan pocos traidores” fue la frase contundente de Maki Ortiz que sacudió las conciencias de más de 30 mil personas que se unieron para declarar Gobernador al doctor Américo Villarreal Anaya, en un cierre regional único, lleno de luz, fuerza y músculo.

Y no podía ser de otro modo, se trata de Reynosa, donde se lanzó el mensaje político más contundente: Tamaulipas es territorio Morena y ya decidió sin rencores, odios, ni peleas. Con ello, el ‘diamante’ del estado, cobijó y proyectó el triunfo de la cuarta transformación. Desde aquí se concretará el anhelo de un mejor lugar para vivir.

Y desde aquí se cambió también, ya la historia de Tamaulipas. Así lo dijo la exalcaldesa:

“Faltan sólo unos días para que podamos cambiar el futuro de nuestros hijos y de nuestras familias, para que podamos tener mejores oportunidades de trabajo, educación y de progreso, de eso se trata este cambio. No se trata de vivir enfrentados, ni peleados, ni con rencores, ni con pasiones mal entendidas, ni con odios”.

En un mensaje entregado y auténtico, la lideresa de este municipio dijo que esta elección “se trata de decisiones para todos porque nos hace falta un estado de progreso, de fe y de poder creer que aquí donde comienza la patria se puede soñar. Aquí en Reynosa viven los mejores hombres y mujeres de México”, expresó Maki Ortiz, en el masivo cierre regional de campaña del doctor Américo Villarreal Anaya.

Más de 30 mil llenaron a tope el estadio Polideportivo “Solidaridad” que hoy le hizo honor a su nombre con la unión de mujeres y hombres valientes que declararon que Reynosa y Tamaulipas está lista para tener al doctor Américo Villarreal como Gobernador.

La temperatura, el viento y la asistencia regalaron una tarde ideal aquí en el diamante de Tamaulipas; aquí se conjuntó el anhelo de un sueño por tener un mejor lugar para vivir y la valentía de un pueblo cansado del miedo y los abusos de los que quieren arrebatar el triunfo.

Hasta aquí vinieron los protagonistas de la historia de Tamaulipas, los que ya lograron e hicieron posible la transformación de este estado hermoso que hoy respira libertad porque los del PRIAN, ya se van.
Pasaron lista desde temprano los de Burgos, Méndez, Cruillas, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Rio Bravo, San Fernando y los de Reynosa, que fueron los mejores anfitriones.

Hoy el pueblo refrendó su compromiso con el doctor, con Morena y la coalición “Juntos Hacemos Historia” en este cierre regional dejando claro que no hay nada ya que enturbie la llegada de Américo Villarreal Anaya y la cuarta transformación a Tamaulipas.

Aquí la fiesta comenzó desde las 4 de la tarde, hora en que la gente comenzó a llegar. Desde entonces los coros de “gobernador, gobernador, gobernador” se escucharon, se replicaron. Primero la fiesta la amenizó el Vayvén del Amor, le siguieron los mariachis y como colofón recibieron a La Adictiva.

Aquí el triunfo está dado y los que aman y están dispuestos a hacer algo por Tamaulipas, hoy lo refrendaron. Son los jóvenes, las mujeres y sobre todo los adultos mayores de la cuarta transformación que proyectan el orgullo de ser mexicanos al ponerse de pie y cantar con respeto el himno nacional y también al portar el guinda de la esperanza.

Hoy –como se dijo—tras la desilusión de un gobierno infértil y fracasado como el de los panistas, se respira ya la transformación con un pueblo de nivel, de valor y de fe que ya cambió la historia y acudirá sin miedos este 5 de junio a votar por el doctor Américo Villarreal Anaya, candidato común a la gubernatura de Tamaulipas, por los partidos Morena, PT y Verde Ecologista.