La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y cada persona tiene características diferentes, ya que es distinta la piel de un adulto mayor, un adulto joven e incluso la de los niños y bebés, es por ello por lo que los cuidados y productos para mantenerla sana dependen de sus peculiaridades.

Llegó la primavera y el sol, el calor y la radiación son más fuertes que en otras épocas del año, por eso es muy importante tomar todas las precauciones para el cuidado de la piel, por lo que los expertos del Programa Belleza y Bienestar de Canipec nos comparten una guía básica para cuidar la piel de los más pequeños de la casa.

La piel de los niños y bebés es mucho más delgada que la de los adultos, por ello los cuidados que se deben tener son diferentes y es importante crear un hábito de cuidado desde pequeños, a fin de prevenir posibles afectaciones.

De acuerdo con la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) la edad ideal para comenzar con el uso del protector solar, es a partir de los 6 meses de vida, pero hay que saber elegir los mejores artículos para ello.

Las pantallas que contienen minerales como óxido de zinc y dióxido de titanio son ideales para los más pequeños, ya que los protectores solares para adultos contienen otros elementos que pueden irritar su piel.

De acuerdo con la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) la edad ideal para comenzar con el uso del protector solar, es a partir de los 6 meses de vida, pero hay que saber elegir los mejores artículos para ello.

Las pantallas que contienen minerales como óxido de zinc y dióxido de titanio son ideales para los más pequeños, ya que los protectores solares para adultos contienen otros elementos que pueden irritar su piel.

Algunas de las características en las que te debes fijar antes de adquirir un protector solar infantil son:
  • Protección FPS 50+: Factor de protección solar
  • Protección contra rayos UVA: asociados al daño de la piel a largo plazo y UVB los que producen quemaduras.
  • Con filtros físicos o minerales: los protectores solares con filtros químicos no son recomendables para bebés y niños menores de tres años
  • Resistentes al agua
  • Hipoalergénicos: que no contengan alguna sustancia que pueda provocar reacciones alérgicas en la piel infantil
  • Para piel sensible: indicado para la delicada piel de [email protected] bebés y niñ@s

¿Cuáles son las mejores formas de proteger a tus hijos del sol?

  • Aplicar protector solar 30 minutos antes de la exposición al sol para activar su efecto y reaplicar cada 2 o 4 horas.
  • Hidrátalos constantemente para evitar un golpe de calor.
  • Cúbrelos con ropa ligera cuando sea posible para protegerlos contra los rayos UV.
  • Procura cubrir el rostro, la cabeza, las orejas y el cuello; los sombreros son fáciles de usar y ofrecen una protección excelente.