La Organización Mundial de la Salud (OMS), a días de que se conmemore el Día Mundial Sin Tabaco, exige a los gobiernos de todo el mundo establecer medidas más estrictas para proteger y alejar a los jóvenes del consumo de tabaco, cigarros electrónicos y otros productos con nicotina.

«Las grandes tabacaleras no se detendrán ante nada para llegar a su audiencia… incluso si eso significa matar a 8 millones de personas al año con sus productos. Es hora de intervenir y denunciar», escribió la OMS en su cuenta de Twitter como parte de su campaña Basta de mentiras.

¿Por qué la OMS exige que los gobiernos sean más estrictos con las empresas del tabaco?

La OMS señala que industria se dirige a los jóvenes para obtener ganancias durante toda su vida, creando una nueva ola de adicción. Los niños consumen cigarrillos electrónicos a un ritmo mayor que los adultos en todas las regiones y, a nivel mundial, se estima que 37 millones de jóvenes de entre 13 y 15 años consumen tabaco.

Para elevar y dar espacio a las voces de los jóvenes, la OMG publicó hoy un informe con el título «Enganchando a la próxima generación: cómo capta la industria tabacalera a los clientes jóvenes». En este acusan a las compañías de diseñar productos atractivos y comercializables para este sector de la población. A este panorama se suma la realidad de que el entorno político que impera en la actualidad también facilita la adicción a estos productos.

«La OMS lleva mucho tiempo recomendando restricciones a la comercialización en el contexto del tabaco y los productos con nicotina, las bebidas alcohólicas, los alimentos y bebidas destinados a los niños y los sucedáneos de la leche materna. Pero la cuestión de cómo implementar estas recomendaciones se ha vuelto más compleja a medida que los medios digitales han crecido y las grandes plataformas en línea han centrado sus negocios en torno a la publicidad, y específicamente en dirigir la publicidad a los consumidores en función de su actividad en línea o de los datos personales que han compartido», señala la OMS.