Pablo Lyle, quien actualmente se encuentra en arresto domiciliario tras ser acusado de homicidio involuntario en Miami hace tres años, pidió a la jueza que quite todas las condiciones de pago de fianzas ya que está sufriendo varios problemas económicos.

Según se informa, los abogados del actor mexicano le pidieron a la jueza, Diana Vizcaina que no se renueve la fianza, la cual está apunto de vencer en dos días:

“Nuestro pedido es que la corte le permita permanecer en libertad con un sistema de monitoreo electrónico sin ningún tipo de restricción o requerimiento monetario adicional”, expresó el abogado de Lyle en una breve audiencia realizada vía zoom.

Según argumenta la defensa de Pablo Lyle, aseguran que el actor no representa ningún riesgo de fuga debido al comportamiento que ha tenido tras ser arrestado, además de que tiene varios problemas económicos a raíz de los costos del proceso judicial. La fianza que estaría pagando el actor, en caso de que no sea concebida, sería de 45, 000 dólares.

A pesar de las razones que el defensor de Pablo Lyle dio para quitar las fianzas monetarias, la fiscalía no aceptó la solicitud y afirmó que si bien Pablo no ha dado señales de fuga, la fianza ayuda a que haya menos riesgos de que el actor huya.