Sandra Bullock atraviesa por uno de los peores momentos personales, pues su pareja Bryan Randall falleció el sábado pasado a causa de la esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés), que padecía desde el año 2020.

Los consanguíneos de Randall, quien perdió la vida a los 57 años, fueron los que confirmaron la lamentable noticia a la revista People.

Es con gran tristeza que compartimos que, el 5 de agosto, Bryan Randall falleció en paz después de una batalla de tres años contra ALS. Bryan decidió desde el principio mantener en privado su viaje con ALS y aquellos de nosotros que lo cuidamos hicimos todo lo posible para cumplir con su pedido”, informaron.

Por su parte, Bullock no se ha pronunciado al respecto de la tragedia, pero en 2022 anunció que se tomaría un descanso de la actuación para dedicarse por completo a su familia.

Sandra conoció a Bryan en 2015, cuando lo contrató para fotografiar la fiesta de cumpleaños de su hijo, luego de que en 2010 terminara su tormentosa relación con Jesse James.

Randall tenía una hija cuando conoció a la actriz, y con el tiempo fue figura paterna de Louis, de 13 años, y Laila, de 10, descendientes de Bullock.

A pesar de que Bullock ha sido muy reservada con su vida privada, en un episodio de la Red Table Talk, la artista confesó que había encontrado al amor de su vida, pero que no necesitaba casarse con él.

Compartimos a tres hijos, es lo mejor del mundo. No necesito un papel para ser una devota pareja y madre. No necesito que me digan que esté presente aún en lo más difícil”, explicó la estrella de Hollywood en ese momento.