Luego de la terrible acusación de Frida Sofía en contra de su abuelo, el cantante Enrique Guzmán por supuesto abuso sexual; ambas partes ya analizan emprender acciones ante la justicia de Estados Unidos y México, respectivamente.

El cantante y su nieta están en la antesala de un gran conflicto que podría finiquitarse ante las autoridades con tal de deslindar responsabilidades; pero con la presencia de Alejandra Guzmán en medio de todo el caso.

Enrique dijo a la revista TV Notas que cerrará filas con los abogados de su hija, con lo que la pelea legal se llevará a cabo en Estados Unidos, donde Frida Sofía reside.

“Llegaré hasta las últimas consecuencias. Toda la información ya está en manos de un abogado en Estados Unidos, porque ahí mismo vamos a proceder. De hecho, acabo de recibir una carta del abogado de Alejandra, donde me pidió que ya no dé más declaraciones al respecto para no afectar el proceso”, comentó el famoso.

Enrique Guzmán dijo que iniciaron este proceso para limpiar su imagen.

“Alejandra me ofreció el apoyo de sus abogados porque esto no es justo, no es correcto; me han hecho mucho daño y hay que reclamar. Yo no soy un degenerado, nunca lo he sido y no quiero que se me quede este estigma”.

El ánimo del cantante sí se vio mermado desde que su nieta lo acusó de abuso sexual la semana pasada, cuando en entrevista con Gustavo Adolfo Infante, sostuvo que fue tocada indebidamente desde los cinco años por su abuelo.