Itatí Cantoral sorprendió con sus recientes declaraciones, al rememorar algunos de los romances que vivió durante su juventud, pues nadie se imaginó que Cristian Castro hubiera sido una de sus conquistas a la que, por cierto, le rompió el corazón, pues a pesar de que entre las pretensiones del “gallito feliz” es que un día se casaran, la actriz prefirió el amor de otra persona.

La actriz fue entrevistada por Pati Chapoy, a quien confesó que Cristian Castro y Eduardo Santamarina se debatieron su amor a principios de los dosmiles, cuando los tres se encontraban en el apogeo de sus carreras.

Cantoral contó que había pasado poco desde que ella y Santamarina habían acabado su relación, de dos años y medio, cuando el intérprete de “No podrás” se interesó en ella.

El pretexto para acercarse a ella -rememoró- fue solicitarle que se convirtiera en la modelo del video musical de “Volver a amar”, propuesta que le fue del todo emocionante a la actriz, que reconocía a Cristian como uno de los cantantes más importantes de la época.

“Nada más y nada menos, ¡y en su apogeo!, estaba yo justamente estrenando ´Aventurera´ y había terminado mi relación con Eduardo Santamarina, tenía como un mes de haber terminado con él, Eduardo Santamarina estaba trabajando con el ´Güero´ Castro, todo en familia”, bromeó.

“Y, de pronto, en la casa de Lindavista me dice mi mamá: ´-Adivina quién te habló, ¡Cristian Castro!´, y yo de: ´-Ay, mamá. Me estás cotorreando´”.

A lo que su mamá le contestó:

“-Te habló porque quiere que salgas en un video y me pidió, por favor, (que te dijera) que te va a hablar su casa disquera porque quiere que tú seas la modelo del video”.

Fue así que Itatí y su madre, doña Itatí Zucchi, viajaron a Miami, donde se grabó el videoclip, y la ciudad donde vería nacer un breve romance entre la actriz y el cantante de “Azul”.

Cantoral recuerda que se encontraba muy nerviosa, pues para ella resultó muy emocionante conocer al cantante que, además, recordó por tener un trato muy cordial con ella y su madre.

“Superamable, supercaballeroso; nos invitaron a cenar, Verónica (Castro) padrísima, hicimos el video y empezamos a tener un leve romance, porque la verdad no pasaron muchas cosas, todo fue muy rápido”, rememoró.

Por sus agendas laborales, Itatí y Cristian se separaron unos días; ella volvió a México para cumplir con las funciones de “Aventurera” y él viajó a Las Vegas, por la gira que ofrecía en esos momentos.

En ese momento, Eduardo Santamarina aprovechó para buscarla y pedirle una segunda oportunidad:

“Estaba en Televisa haciendo una telenovela, estaba con Juan Ferrara haciendo una escena de amor, y de pronto escucho por el apuntador la voz de Eduardo Santamarina que me decía: ´-Itatí, ¿te quieres casar conmigo?´, y el foro (aplaudiendo) porque ya lo sabían, Eduardo se lo había comentado al director y a la producción, que me iba a pedir matrimonio, y ya salí y estaba ahí con el anillo”, recordó.

Cuando Cantoral le dio el “sí”, el actor le dijo que todo tenía que llevarse a cabo de forma inmediata, así como también le solicitó que acabase su relación con Cristian Castro, que ya le había pedido la mano a su padre, Roberto Cantoral, quien ya le había dado su visto bueno al “gallito feliz”.

“(Le dijo): ´-Señor, yo amo a su hija, habíamos terminado, pero me di cuenta que su hija es el amor de mi vida, me arrepentí, y vengo a pedir su mano´”, dijo Santamarina a don Roberto.

También pidió a la mamá de Itatí que lo dejase dormir esa noche en su casa, para que la actriz no se arrepintiera de su respuesta.

Ese mismo fin de semana se llevaron a cabo las nupcias, aún sin que Castro, tuviera idea de que su novia ya estaba casada por el civil, no fue sino hasta el lunes de la próxima semana cuando Itatí le dio la noticia.