Vicente Fox Quezada, arrebató al PRI en el año 2000, el absolutismo que había tenido por tanto tiempo en el poder. Aquel mes de julio de ese año, ganó la Presidencia de la República y lo hizo holgadamente ante sus contrincantes.

Sin embargo, su sexenio resultó todo un fiasco. “El cambio” que fue su lema de campaña, nunca llego para México. Por el contrario, su esposa Martha Saghún y los hermanos Bribiesca, se enriquecieron y saquearon el dinero de los mexicanos.

Fox quedó en el olvido después de terminar su mandato. En el Gobierno de Calderón, poco se habló de él. Pues a quien le interesaba recordar a aquel tipo “grandote”, torpe y que decía puras incoherencias.

Hoy se vuelve hablar de este personaje, pues su ex esposa Lilián de la Concha, fue involucrada en un caso de lavado de dinero por 500 millones de dólares, procedentes de un cártel de la droga mexicano.

Vicente Fox estuvo casado durante 20 años con Lilián de la Concha, a quien conoció cuando ambos trabajaban en la Coca-Cola. Con ella adoptó a sus cuatro hijos: Ana Cristina, Vicente, Paulina y Rodrigo.

Sin embargo, se separaron durante la campaña de Fox para gobernador de Guanajuato, y posteriormente se divorciaron cuando Vicente inició una relación con su entonces vocera Marta Sahagún, quien a su vez se divorció del veterinario Manuel Bribiesca. En 2007, el Tribunal de la Rota Romana anuló el matrimonio de Vicente Fox con Lilián de la Concha, determinación que finalmente le ayudó a casarse con Marta Sahagún.

Y usted dirá estimado lector, ¿a mí que me interesa lo que pase o tenga relación con ese viejo bigotón que fue Presidente, si ya nadie lo pela? Debiera de interesar y mucho, porque esto nos habla de cómo los que nos gobiernan, pueden tener pasados obscuros o relacionarse con personas que actúan fuera de la ley.

En este caso, es la ex esposa de un Ex Presidente de México. Pero, ¿cuántos casos similares a este, relacionados con el poder y la política habrá?

Seguramente muchos, pero les aseguro que de la mayoría no nos daremos cuenta. El poder y la política, son cosas muy complicadas en esta vida, difíciles de manejar, con pasados obscuros y quizá tenebrosos de sus principales actores.

Cuantos misterios, cuantas historias no contadas habrá. Quizá miles, dentro de ese mundo de poder, de riquezas, de abundancia por el que navegan muchos gobernantes, llámense ex presidentes, gobernadores, etc.

En fin, así son las cosas en México y quizá en todo el mundo, que le vamos hacer. Por hoy es todo, gracias por leernos ¡Dios los bendiga!