Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, declaró que su administración está dispuesta a permitir la importación de vacunas contra el COVID-19 por parte de los ciudadanos que deseen utilizarlas.

De igual manera, enfatizó que la salud es un derecho constitucional y que el acceso a medicamentos y vacunas es fundamental en la política de la administración.

Durante la conferencia de prensa matutina, AMLO afirmó:

“La vacuna se puede aplicar de manera universal a todos, es un derecho que se tengan todos los medicamentos, vacunas, es un derecho constitucional, el derecho a la salud, y nosotros hemos hecho el compromiso de que medicinas para los que no tienen seguridad social son entregadas de manera gratuita, e incluyen vacunas, eso no es ningún problema”.

López Obrador enfatizó que su gobierno no pondrá restricciones a las personas que quieran comprar y utilizar alguna vacuna contra el COVID-19, destacando que es deber del Estado proteger el derecho a la salud de las personas.

Además, expresó su satisfacción por la apertura a la importación de vacunas, señalando que esta medida contrasta con la concepción neoliberal que buscaba capitalizar económicamente la pandemia.