La tasa de inflación general mexicana llegó en la primera quincena de julio hasta el 4.79%, su menor nivel desde marzo de 2021, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato, ligeramente por encima de las expectativas del mercado, implica 12 quincenas consecutivas de descenso tras el índice de 5.06% de todo junio y después de haber iniciado el año con el 7.91% de enero.

Por otro lado, el instituto de estadística reportó un incremento de 0.29% en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) respecto a los 15 días anteriores.

El Inegi recordó que en el mismo periodo de 2022, hace un año, la inflación quincenal fue de 0.43% y la anual de 8.16%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó un 0.24% quincenal y un 6.76% anual, detalló el Inegi en su reporte.

Mientras que la partida de no subyacentes creció un 0.44% a tasa quincenal, aunque se redujo un 0.97% interanual.

Dentro del subgrupo de subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.18% en la quincena y un 7.99% en el año.

Mientras que los servicios avanzaron un 0.32% quincenal y un 5.29% anual.
En los no subyacentes, los precios de los agropecuarios crecieron un 1.13% respecto al periodo inmediato anterior y un 2.52% frente al mismo lapso del año pasado.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se redujeron en 0.17% en la quincena y en 3.93% en el año.

El índice de precios de la canasta de consumo mínimo, conformada por 176 productos y servicios, avanzó un 0.15% quincenal y un 4.40% a tasa anual.

Los precios al consumidor cerraron en 2022 con una subida del 7.82%, por encima del 7.36% de 2021, que entonces fue el mayor nivel en los últimos 20 años.

En cambio, la inflación de 2020 cerró en 3.15 por ciento.

El dato de junio está aún por encima de la meta del 3% anual del Banco de México, que mantiene la tasa de interés en un récord de 11.25 por ciento.