El Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó este lunes que en Chihuahua hay un «pequeño grupo» de grandes productores vinculado con políticos de esa entidad que controla el agua.

En conferencia de prensa matutina, el Mandatario federal aseguró que este grupo han creado todo un movimiento que asegura que los productores se les quitará el agua.

«Existe en efecto este acaparamiento de agua en Chihuahua que tiene que ver con el manejo de distritos de agua y de una minoría, también no estamos hablando de todos los agricultores de un pequeño grupo que controla el agua, que maneja el agua y sí hay vinculación con organizaciones políticas.

«Han creado todo un movimiento, mintiendo que se van quedar sin agua y deben ellos defender el agua, cuando de verdad no hay falta de agua para los agricultores pequeños, medianos, son los muy grande que acaparan el agua y que tiene vinculación con políticos de Chihuahua.

En Palacio Nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay ahora ningún conflicto en puerta «afortunadamente» con Estados Unidos por el Tratado de Agua que se firmó con el país vecino en 1944.

«No tenemos ninguna reclamación del gobierno de Estados Unidos, pero si vamos a estar muy pendientes».

Recordó que en 2020 hubo un conflicto en la presa La Boquilla por «intereses politiqueros», en donde fallecieron dos personas y en donde hubo «una mezcla ahí un poco extraña de delincuencia organizada con acaparadores de agua y políticos corruptos».

«Ya pasamos una situación difícil afortunadamente bien, aun cuando hubo un enfrentamiento y perdieron la vida dos personas fue muy lamentable esto, fueron muchos azuzados por interese politiqueros en La Boquilla, incluso se encontraron armas posteriormente que se le habían quitado o se habían sustraído ahí en La Boquilla a la Guardia Nacional se encontraron esas armas en Jalisco en un decomiso a una de las organizaciones criminales se encontraron armas que se le habían despojado, se les habían quitado a la Guardia Nacional ahí en La Boquilla, o sea que había una mezcla ahí un poco extraña de delincuencia organizada con acaparadores de agua y políticos corruptos».