Por José Gregorio Aguilar

El secretario general de Gobierno, Gerardo Peña Flores, opinó que todo parece indicar que se trata de un distractor o cortina de humo, el presunto atentado que sufrió el alcalde Eduardo Gattás Báez en sus oficinas ubicadas en plaza Pajaritos.

“Me parece que esto que da a conocer claramente me parecería se trata de un distractor, una cortina de humo, ya parecería que ya toma como practica ese tipo de situaciones”.

De acuerdo al funcionario estatal, resulta sospechoso que Gattás no haya reportado este incidente al 911, además, se tiene que investigar que hacía el alcalde en esas oficinas alternas durante el fin de semana.

No obstante, tanto si se trata de un hecho verídico o resulta que fue  una falsa denuncia donde se dice víctima de un supuesto atentado,  Gerardo Peña aseguró  que se actuará conforme a la ley.

“Pero también si fueran falsas estas acusaciones también se hará la investigación, se harán los peritajes correspondientes”.

Parece que ya es costumbre que el alcalde Eduardo Gattas Báez grabe videos donde se dice víctima de algún delito coincidentemente cuando se le acusa de ser corrupto como cuando presuntamente adquirió una lujosa  casa en Madero y fue llamado por la Unidad de Inteligencia Financiera,  quien lo cusa de defraudación fiscal y utilizar recursos de procedencia ilícita;  estrategia a la que también recurre para  desviar la atención por su ineptitud y falta de oficio político para resolver los asuntos municipales.

Es importante mencionar que actualmente  la administración del alcalde “morenista”, sostiene un conflicto con el sindicato, al que pretende quitarle sus prestaciones además de que este fin de semana, en el arranque de la campaña de Américo Villarreal, subió al estrado para menospreciar a Victoria, diciendo que es la capital más feita de todo Tamaulipas, lo que le ha ocasionado multiples críticas por tan desafortunado comentario.