Por José Gregorio Aguilar

Para el dirigente nacional del Sindicato Independiente de los Trabajadores de la Educación (SITEM) Diego Ánimas Delgado, cualquier proyecto o programa educativo que no vaya acompañado por el presupuesto adecuado está destinado al fracaso.

Comentó que desde el nivel central se habla de la Nueva Escuela Mexicana en la que se incluyen diversos programas y planes de estudio, pero lo que se necesita en el sector educativo, más que proyectos son recursos suficientes para que realmente se refleje en una mejora y en el aprendizaje de los alumnos.

“Necesitamos que realmente se le aporte el presupuesto a educación porque ningún programa o plan de estudios si no se cuenta con recursos necesarios para difundir y dar respaldo a los centros educativos y todo el apoyo a los niños en métodos didácticos va a fracasar y todo quedará en buenas intenciones”.

Para el líder magisterial de este sindicato independiente de maestros, el proyecto educativo de la llamada Cuarta Transformación aún no está muy claro y citó como ejemplo  la eliminación de la escuela de tiempo completo que fue  sustituida por la Escuela es Nuestra, donde todavía no hay información oficial y las reglas de operación son confusas.

Sin embargo, está en manos de los diputados y senadores la facultad de poder ampliar el presupuesto para la educación, área que es demasiado importante y que de hecho cobra mayor importancia luego de los daños colaterales que trajo consigo la pandemia del Covid-19

“Por eso les pido a los diputados y senadores sin ver colores que volteemos a ver el renglón de la educación y pugnemos para que cada año haya mayor presupuesto para el sector educativo y a salud que son dos áreas muy importantes”.