Por José Gregorio Aguilar

  El abasto de agua para las colonias irregulares, de por sí es complicado, ahora  se vuelve aún más difícil a causa  de la temporada de estiaje y a la poca disponibilidad del recurso,  reveló el secretario de Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Transporte, Luis Gerardo Illoldi Reyes.

          Dejó en claro que para el gobierno municipal todos los ciudadanos son importantes y siempre respetará el derecho humano que tienen de recibir agua para satisfacer sus necesidades más básicas.

          Pero en el contexto de la crítica situación que se vive por la escasez del líquido, es importante motivar a la reflexión para que la gente comprenda que el abasto de agua en estos momentos es un tema preocupante y complicado, sobre todo para aquellas colonias que se establecen al margen de la ley.

         “En el tema de asentamientos irregulares se vuelve aún más complicada la situación del abastecimiento del agua porque si bien experimentamos una época de crisis hay que tomar en cuenta que los asentamientos por su naturaleza que están en zonas mal ubicadas en zonas de difícil acceso vuelve complejo el llevarle pipas de agua a las familias entonces para hacer conciencia en ese sentido”.

          El acceso universal a este servicio es un derecho fundamental  que el gobierno busca por todos los medios, cumplir, como son los tandeos de agua pero esta estrategia es limitada porque es demasiado difícil abastecer a esos asentamientos irregulares que generalmente se ubican en el Surponiente de la ciudad, en las faldas de la Sierra.

          De ahí el llamado de las autoridades para evitar que se formen las colonias irregulares porque en esa condición es difícil y complicado dotarlas de servicios públicos.

         “El gobierno lógica y naturalmente tiene que priorizar todas las personas son evidentemente importante para el gobierno, pero tiene que priorizar llevar pipas y el servicio primero a las colonias en condiciones regulares normales sin dejar de lado las demás, pero si entender eso y tener esa conciencia de que se vuelve más complejo y obviamente las condiciones en todos los sentidos son más difíciles para las personas que viven en estos centros poblacionales irregulares”.