Por Rigoberto Hernández Guevara

Algunos con sus personales recursos, otros no tanto, pues aún ejercen una función pública, quienes buscan la candidatura para gobernar Tamaulipas, incrementaron sus actividades proselitistas a lo largo y ancho del estado en el inicio de esta semana. Este hecho se atribuye al anuncio de Maki Ortiz ex alcaldesa de Reynosa quien se pronunció por ser la candidata mujer por parte del partido MORENA.

Sí. Son quienes buscan posicionarse como candidatos de los distintos partidos rumbo a la gubernatura de Tamaulipas, como si ya hubiesen iniciado formalmente las campañas políticas.

Hasta este dia no hay poder humano que se los impida. La ley considera actos anticipados de campaña en un arbitrario ejercicio al cual se le ponen fechas muy cercanas a la elecciones. De esta suerte los recursos no son fiscalizados y tampoco legalmente existe la prohibición para evitar que esto ocurra.

En el caso de Jesús Nader y Adrián Oseguera. Uno alcalde de Tampico por el PAN y el otro alcalde de Madero por Morena anunciaron sendas giras por el estado para alcanzar el kilometraje que llevan sus rivales.

Maki Ortiz ahora por Morena inició su gira por Matamoros, y Victoria y en estos días continúa por la frontera.

En el caso de Rodolfo González Valderrama, hoy investido como delegado de los programas federales, realiza su actividad proselitista a la par de la entrega de los beneficios que el gobierno dispone para la población más vulnerable.

Héctor Garza González, conocido como «El Guasón», realizó recientemente una gira por diversos municipios principalmente en el sector educativo del cual fue funcionario federal. Este personaje en un principio no había sido considerado en las encuestas por su escaza presencia.

Otro de los implicados, Erasmo González Robledo, quien va por el partido MORENA, tal vez con menos recursos o quizás porque aún no hay datos que lo catapulten desde el centro, ha hecho un trabajo más bien discreto, lo cual no impide que aparezca en el montón de encuestas que hacen su agosto.

Es el médico de profesión Américo Villarreal Guerra quien mas ha estado presente en los medios y tal vez por ello ha dado espacio para ser criticado fuertemente por otras corrientes políticas. Y aunque estando casi solo logró posicionarse como quien encabezaba las preferencias, hoy se observa que no es así.

A otro prospecto, Alejandro Rojas Díaz Durán, se le ha visto poco recientemente por la entidad, luego de haber iniciado una campaña mediática que lo posicionó y que hoy en día lo nombran por las denuncias interpuestas por el PAN, ante la Fiscalía del estado que finalmente logró el objetivo de contener su avance por el estado.

Desde el Palacio de gobierno de Tamaulipas, el secretario de gobierno, César Verástegui había estado siendo insinuado, incluso medio destapado por el mismo gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Sin embargo es hasta en estos días que anuncia una gran concentración que reunirá en el poliforum de Ciudad Victoria a lo más granado de política de todo el estado, toda vez que el mismo es el encargado de la política interior del estado en el gobierno que encabeza Cabeza de Vaca.

Con todo eso, aún no se percibe una clara ventaja para nadie en estos actos anticipados que de campaña que hoy en día cubre todo el estado llevando ilusiones y esperanzas a una población tamaulipeca ávida de Buenos gobiernos. La gente, que ya se la sabe lo mismo acude con sutano que con perengano. Hay incluso familias completas que ven kas elecciones como un negocio y ya instalaron su puesto, para atender al sonriente que, ahora o nunca, los necesite