Por José Gregorio Aguilar

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (CANIRAC) hizo una evaluación del impacto económico que ha tenido la aún pandemia del Covid-19 entre los más de 2 mil socios a este organismo empresarial, informó José Alfredo Andrade Castillo.

Explicó que las restricciones y limitaciones impuestas no fueron tan severas de tal manera que se permitió tener abiertos los restaurantes, aunque con horario y capacidad limitada; ante ello los propietarios invirtieron en el servicio a domicilio con el fin de que las ventas más o menos se mantuvieran normales.

El presidente de la CANIRAC dijo que, aunque esta crisis sanitaria sí pegó en la economía de los establecimientos, el impacto no fue tan duro como sí lo fue para otros sectores, de manera que, aunque dijo no contar con la cifra, fueron pocos los restaurantes que cerraron definitivamente sus puertas al público.

“Sí hubo cierres, pero poco a poco se ha ido recuperando ha habido reapertura y creo que después de estos dos años se empieza a reactivar. Creo que ya estamos dejando atrás la situación de la pandemia sin embargo seguimos con el 90 por ciento”.

Puntualizó que la mayoría de los negocios sobrevivieron al embate del Covid-19 y, de hecho, muchos restaurantes solo cerraron temporalmente pero ya desde el año pasado empezaron a reabrir; ahora el reto es continuar creciendo y no descuidar las promociones y la calidad del servicio para beneficio de los consumidores.