Enrique Jonguitud 

CIUDAD VICTORIA.-Diputados locales y autoridades de educación revisan la manera de resolver el problema generado por los índices delictivos de menores de entre los 12 y 14 años que son utilizados para la comisión de delitos, principalmente el llamado “halconeo”.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Ramiro Ramos Salinas, afirmó que se torna preocupante el que los jóvenes sigan colaborando con la delincuencia, debido a que por ser menores de edad, no se les pueden fincar responsabilidades de tipo penal.

“El tema de que muchos jovencitos, niñas y niños de 12, 13 y  14 años,  están siendo utilizados por la delincuencia en actividades ilícitas,  y qué podemos hacer nosotros como diputados, no podemos porque hay leyes internacionales prohíben  fincarle una responsabilidad penal a un niño, pero  creo que tenemos que ser más exigentes con los padres para que sus hijos no dejen de ir a la escuela”.

Ramos Salinas reiteró que los niños son usados para brindar información a los delincuentes, “Los están usando para dar información en los cruces de la delincuencia, están siendo utilizados, ya está la ley contra el halconeo, pero si se ve desafortunadamente como hay jóvenes que están mal orientados y los utilizan y eso es un gran tema que debemos de estar viendo”.

Agregó que ahora, se tipificó el delito del halconeo, y se castiga con pena, “El problema es que los menores no los puedes meter a la cárcel, porque hay leyes internacionales que prohíben mandarlos a la cárcel”.

El diputado dijo que por ello hay centros tutelares en todos los municipios, que cuenta con el personal de orientación para los menores infractores, “Pero fundamentalmente es el tema de la familia, lo veíamos ahora en una estadística,  hay muchas familias sin tener ninguna condición de casamiento y se está dando la desintegración social”.

Apunto que por ello, los legisladores buscan reforzar el tema de la prevención en los centros escolares “Ya están formados los comités de participación social en las escuelas,  la estrategia es que en todas las semanas los padres de familia asistan a los centros educativos para ver quienes están estudiando y haya un buen  comportamiento en todos los planteles educativos de Tamaulipas”.