Por José Gregorio Aguilar

Aunque el incremento al salario de los maestros en este 2022 fue del 7.5, porcentaje mayor al que entregaban anteriores regímenes gubernamentales, maestros afiliados al Gremio Nacional de los Trabajadores de la Educación (GNTE)  esperaba un aumento de cuando menos un  10 por ciento directo al salario.

“En el GNTE esperábamos un incremento de  10 por ciento o más pero viéndolo en los términos en que se habían dado los incrementos de 3.5 o 3.6 por ciento en otros gobiernos se puede decir que prácticamente se está dando un incremento salarial casi del doble, de un cien por ciento de lo que otros regímenes gubernamentales daban”.

El dirigente nacional de este sindicato explicó que aún falta por analizar el resto de los acuerdos que  en materia salarial y prestacional se lograron en este año para el magisterio del país, confiando en que realmente llene las expectativas de todos los educadores.

Al respecto, dejó en claro que cualquier maestro, solo por el hecho de serlo, tiene derecho a esos incrementos, independientemente del sindicato al que pertenezca y aún y cuando el SNTE encabezó las negociaciones salariales por ser el gremio con mayor número de afiliados.

Este domingo, en el marco del Día del Maestro, y en un evento que se transmitió por diferentes plataformas digitales, la titular de la SEP, Delfina Gómez reveló que con esta negociación se acordó alcanzar un ingreso promedio de 14 mil 400 pesos mensuales para los profesionales de la educación.

Y agregó que en promedio los maestros con ingresos menores a  20 mil pesos mensuales tendrán un aumento del 7.5 por ciento aproximadamente.

En su mensaje también anunció que se invertirán 25 millones de pesos para el fortalecimiento al salario magisterial.