Por José Gregorio Aguilar

Para el secretario de Salud Vicente Joel Hernández Navarro, en Tamaulipas, y al menos por el momento, no hay porque preocuparse luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó este miércoles la muerte de una persona en México por la infección humana de la gripe aviar H5N2, una variante distinta a la detectada en Estados Unidos.

Subrayó que aunque ocasionalmente la gripe aviar afecta al humano ya se tomaron medidas epidemiológicas pues en lo que va del año la OMS reportan 11 casos incluidos tres de H5N1 asociados a ganado vacuno en Estados Unidos que han aumentado la preocupación en las redes sanitarias por la creciente adaptación del virus a mamíferos y su posible mutación para poder transmitirse entre ellos, y no solo desde las aves.

“Ocasionalmente afecta al humano, evidentemente hay síntomas que van de los leves hasta los complicados y en este caso se toman las medidas epidemiológicas dándole seguimiento en los sitios donde hay para tomar las circunstancias de las medidas que desde el punto de vista industrial la productividad porque se tienen que sacrificar aves, decae de manera importante pero esto con un seguimiento epidemiológico”.

Aumenta a 16 las muertes por golpes de calor.

En lo que va de la presente temporada de calor, un total de 16 personas han muerto por golpe de calor, las dos últimas ocurrieron en los municipios de Mante y Xicoténcatl, informó el secretario de Salud, Vicente Joel Hernández Navarro.

Insistió en el hecho de que las personas con comorbilidad están en mayor riesgo de sufrir golpe de calor y, en consecuencia, de morir por este padecimiento propio de la temporada.
“Aumentaron dos muertes, y lo vuelvo a decir, sí es un factor de riesgo para gente que tienen enfermedades crónicas el golpe de calor fue la causa de la muerte; se llevan 7 dictaminadas la próxima semana se dictaminarán el resto”.

Pidió a la población en general no bajar la guardia respecto a las recomendaciones como el de no exponerse a los rayos solares ni realizar actividades al aire libre en un horario de 11 a 4 pm e hidratarse a lo largo del día.

En materia de prevención, subrayó, es fundamental que el sector salud garantice que la infraestructura hospitalaria funcione en forma adecuada, es decir, que todos los hospitales cuenten con aires acondicionados, plantas de luz y el abasto de agua para evitar que ocurra lo que sucedió en el hospital psiquiátrico de Tampico, donde falló el servicio de aire acondicionado durante seis días afectando el comportamiento de los pacientes hospitalizados.

“Ayer lo mencionamos en el comité de los cambios climáticos en donde estamos en una la contingencia en donde lo primero que tenemos que ver es la infraestructura hospitalaria como aires plantas de luz y el agua y hay ciertas dificultades que hasta ahora se han manejado de manera adecuada pero se nos vino la semana pasada en el hospital psiquiátrico se suspendió y estuvimos tres horas pero hubo respuesta en 24 horas”.