Por José Gregorio Aguilar

Si la Secretaría de Educación Pública (SEP) asume el control de la nómina de todos los maestros del país, ya no habrá retrasos en el pago no solo de los sueldos y aguinaldos, sino de todas las prestaciones a las que tiene derecho el magisterio, opinó el secretario general del Sindicato Independiente de los Trabajadores de la Educación de México (SITEM), Diego Animas Delgado.

         De hecho, el representante sindical recordó que federalizar la nómina ha sido una de las principales demandas de esta organización porque en muchas entidades no se les pagaba puntualmente su sueldo a los maestros argumentando que la federación no enviaba el presupuesto; había desorden e incluso, en el caso de las prestaciones, el retraso era tal que originaba protestas o manifestaciones.

“Desde hace cuatro o cinco años enviamos al presidente, antes de que llegara López solicitando esa revisión y que pudiera la federación absorber la nómina de los trabajadores de la educación creo que eso va a permitir que se les pague puntualmente dos días antes del 30 o 15 de cada mes y también recibir como lo marca la ley prestaciones bonos y aguinaldo de los maestros”

         El dirigente nacional del SITEM aclaró que pagar puntualmente el sueldo a un trabajador de la educación es una obligación del Gobierno, no una dádiva ni una limosna.

         “Ese ha sido un reclamo permanente por parte del SITEM porque hay varios estados donde existe trabajadores federalizados y con plaza estatal y como los gobiernos estatales siempre se quejan del presupuesto y que no hay recursos siempre atrasan los pagos y prestaciones de los trabajadores”.

Hace unos días la SEP informó que la federación asume el control de la nómina de educación de los estados y apoya su financiamiento, liberando a las entidades de una presión de gasto y dando certeza al pago de los sueldos de maestras, maestros y personal administrativo