Por José Gregorio Aguilar

Después de haber registrado incremento de ventas de entre un 50 a un 80 por ciento durante las primeras semanas del regreso presencial a clases, los comerciantes informales del primer cuadro de la ciudad prácticamente se quedaron sin clientes.

Paulino Cortez dirigente de los vendedores, explicó que a muchos puestos que venden artículos y útiles escolares sí les favoreció que los niños regresaran a la escuela aunque esa mejoría fue pasajera.

“Para nosotros se pone muy tranquilo durante la Semana Santa porque la gente sale de vacaciones,  lo que es fin de semana pasado no hubo nada esperemos que a partir de hoy aunque recordemos que todavía están de vacaciones muchos pero esperamos  se recupere”.

Reafirmó que con el paso de los días y ya después de la tercera semana de clases, las ventas se vinieron abajo pues también ya disminuyó la demanda de útiles escolares.

“Con el regreso presencial de primero sí estuvo muy bien porque los que vendemos útiles escolares sí nos aumentó la venta hasta un 50 por ciento y hasta un 80 por ciento  pero duró como dos o tres semanas,  pero de ahí para acá se vino para abajo y no se ha recuperado”.

Luego, con la llegada de las vacaciones de Semana Santa, temporada durante la cual a muchos sectores les va bien, a los vendedores les va mal y de hecho muchos suspenden actividades porque no hay ventas.

Como lo explicó Paulino Cortez,  la gente sale de vacaciones aunque sean dos o tres días y baja muchísimo la movilidad en las calles del centro de la ciudad de manera que casi no hay ventas.

Ahora que concluya el receso escolar los vendedores informales esperan que nuevamente se reactive la economía y se recuperen las ventas sobre todo por las fechas festivas que se aproximan, como lo es el día del Niño y de la Madre principalmente.