Por José Gregorio Aguilar

El candidato común de la alianza MORENA.-PT-VERDE- Américo Villarreal Anaya, estará dispuesto a considerar como un compromiso de campaña, impulsar el Fondo de Capitalidad para Victoria porque es un instrumento financiero que garantizará recursos suficientes para poder sacar a la capital del Estado en el atraso y abandono en la que se encuentra desde hace muchos años.

Su declaración surgió al ser entrevistado luego de emitir su voto en la consulta para la revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la Universidad Pedagógica Nacional.

“Poder tener la seguridad de seguir creciendo y desarrollando esa es parte de la solicitud de tener este fondo de capitalidad tener mayor recurso económico para aplicar en la ciudad para mejorar los servicios municipales, áreas de convivencia, de la limpieza de tener adecuadas vialidades y resarcirlas del deterioro, mejorar transporte y movilidad”.

En su consideración, el concepto de “feita”, como calificó el alcalde Eduardo Gattás Báez, a la capital de Tamaulipas, se refiere más que nada a la afectación en la calidad de vida que han tenido sus habitantes por la falta de adecuadas políticas públicas que garanticen servicios públicos, áreas de convivencia y adecuadas vialidades dignas y de calidad.

Por ello adelantó que como gobernador buscará que se apruebe el Fondo de Capitalidad porque lo que hace falta son mayores recursos para una ciudad que, insistió, se encuentra abandonada y deteriorada

“Si claro lo buscaríamos para que tengamos mayor recurso aquí en la capital, lo estaríamos analizando viendo, los montos las fórmulas que en esto se aplican pero tendremos que tener más recursos para resarcir el abandono que ha tenido nuestra capital por muchos años”.

Por otra parte, cuestionado sobre los grupos políticos que promovieron la no participación al proceso de revocación de mandato que este domingo se llevó a cabo, el senador con licencia aseguró se trata de intentos de antidemocracia en los cuales los adversarios se valen de todo para desalentar la participación ciudadana en un ejercicio democrático nuevo e histórico.

“Estoy convencido que los tamaulipecos dejaron atrás antidemocracia, ellos saben que si desalientan y ha habido situaciones en ese sentido siguen con este modelo de hostigamiento amedrentamiento, de señalar a la ciudadanía que participe para quitarle beneficios”.