París, 28 Nov (Notimex).- El presidente Francois Hollande reafirmó hoy en Conakry, capital de Guinea, la solidaridad de Francia en la lucha contra el virus del Ébola en ese país, donde la fiebre hemorrágica ha consumido la vida de más de mil 200 personas.

El jefe del Ejecutivo francés llegó este mediodía a Conakry para llevar un mensaje de solidaridad al pueblo guineano y analizar el estado de la epidemia en esa nación, epicentro del actual brote de ébola, confirmaron fuentes de la presidencia gala.

Con esta visita, de sólo unas horas de duración, Hollande se convirtió en el primer líder occidental que acude a uno de los países africanos afectados por el ébola.

Al arribar al aeropuerto de Conakry, el presidente francés fue recibido por su homólogo guineano, Alpha Conde, quien dio la bienvenida al “gran símbolo” que representa la visita de Hollande.

“Para el pueblo de Guinea, la llegada del presidente Hollande es un gran símbolo. Si el presidente de un país tan importante como Francia viene a Guinea, significa que todo el mundo puede venir en Guinea”, sostuvo Conde.

Hollande afirmó que Francia tiene “el deber de apoyar” a su excolonia en la lucha contra el virus, por lo que anunció que lanzará un llamado a la movilización internacional durante la cumbre de la francofonía que tendrá lugar este fin de semana en Dakar, Senegal.

Diplomáticos franceses precisaron que el objetivo de la visita de Hollande es conocer el dispositivo organizado para luchar contra la enfermedad, por lo que visitó un hospital de Conakry, que alberga un centro de tratamiento de ébola.

La participación del líder francés en una mesa redonda sobre la epidemia y la firma de un acuerdo de cooperación con las autoridades guineanas para la creación de una sede del Instituto Pasteur en Conakry para finales de 2016, también estaban previstas en su estancia.

El centro realizará investigaciones sobre enfermedades de alto potencial epidémico, en particular sobre el ébola y otras fiebres que han afectado al país africano en los últimos años, de acuerdo a responsables del proyecto.

Francia decidió concentrar su acción contra el virus en ese país, al cual ha enviado 100 millones de euros (unos 124 millones de dólares), para combatir la epidemia.

La visita de Hollande se produce mientras avanza la red francesa de lucha contra el ébola en Guinea, donde además del centro de atención Macenta instalado en Guinea Forestal (noroeste), otros tres deberán estar en funcionamiento a mediados de diciembre en la misma región.

Un centro de capacitación de cuidadores pronto será operativa en Maneah, un suburbio de Conakry.