El brócoli ayuda a prevenir accidentes cardiovasculares gracias a que contiene ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina k y el sulforafano, que protege a las arterias de los bloqueos que pueden causar ataques cardíacos, tal y como aseguró el investigador del CEBAS-CSIC y colaborador de la asociación +Brócoli, Diego A. Moreno.

“Lo que hacen los compuestos del brócoli es que el corazón siga teniendo una mayor capacidad de mover la sangre, por lo que el daño que sufre ese tejido por falta de oxígeno es mucho menor”, comentó el investigador.

De hecho, diferentes estudios han evidenciado que el brócoli es efectivo a la hora de reducir el colesterol malo en un 5 % o 6 %, un hallazgo que, de nuevo, da cuenta de la capacidad que tiene esta verdura para prevenir accidentes cardíacos, pues el colesterol LDL se deposita en las arterias haciéndolas cada vez más estrechas y más rígidas.

Por último, el experto ha informado de que el brócoli favorece la producción de proteínas protectoras (tiorredoxinas) y favorece la aportación de selenio, glucosinolatos, flavonoides y otro tipo de nutrientes, concentrando gran cantidad de antioxidantes naturales que participan en la eliminación de muchas toxinas del organismo.

En este sentido, el experto aseguró que todo aquel paciente que sufra de insuficiencia coronaria (falta de oxigenación del corazón) u otro tipo de problemas cardiovasculares puede verse beneficiado por el consumo de esta verdura, siempre y cuando no lo tenga contraindicado por preinscripción médica. Es el caso de, por ejemplo, las personas que toman fármacos para el aclaramiento de la sangre o anticoagulantes como el ‘Sintrom’, ya que la vitamina K del brócoli puede interferir en la asimilación del medicamento.

Respecto al consumo, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar, Tua Saúde indicó que el brócoli, que pertenece a la familia Brassicaceae, “puede prepararse cocido o guisado.

Sin embargo, la mejor manera de consumirlo es crudo o cocinado al vapor y por poco tiempo, para evitar la pérdida de nutrientes. Así, un buen consejo para utilizar el brócoli crudo es hacer una ensalada o utilizarlo en la preparación de jugos naturales, mezclándolo con naranja, melón o zanahoria”.

Adicional, según Tua Saúde, esta planta crucífera, puede ser encontrada en los supermercados o mercados locales, y las partes que pueden ser consumidas son sus hojas y tallos.

De todos modos, antes de consumir algún alimento lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.