La diabetes tipo 2 es una de las enfermedades crónicas más comunes en el mundo. Ocurre cuando el organismo no usa de manera óptima la insulina y, por lo tanto, una cantidad elevada de azúcar comienza a circular por la sangre.

Los primeros síntomas de alerta de esta afección son las ganas de orinar frecuentes y la sed recurrente. Además, los pacientes pueden sentir fatiga, hormigueo en sus extremidades y tener visión borrosa.

De esa manera, afecta la calidad de vida de manera paulatina. Asimismo, si no se lleva a cabo el tratamiento correspondiente se pueden llegar a desarrollar complicaciones serias, como los daños en el corazón, la insuficiencia renal y la reducción de la capacidad ocular.

Por esa razón, los especialistas en medicina se han interesado en indagar si esta patología se puede llegar a curar de alguna manera. Fue así como los investigadores de la Universidad de Cambridge realizaron un estudio y llegaron a una conclusión muy importante.

El estudio

El grupo especializado encabezado por la epidemióloga Hajira Dambha-Miller estudió a un buen número de personas con diabetes 2 y les ayudó a tener hábitos de vida saludables. A raíz de ello, lograron que esos pacientes comenzaran a bajar de peso.

Después de un tiempo, los voluntarios manifestaron que al adelgazar consiguieron que los síntomas no se volvieran a presentar en un período entre 5 y 10 años. Debido a ello, los investigadores concluyeron que a través de la pérdida de peso se puede revertir la patología.

Además de no sentir ninguna irregularidad en su organismo, este grupo de pacientes logró mantener los niveles de azúcar controlados en el día a día. Lo mejor de todo es que los resultados se pudieron evidenciar cuando las personas redujeron tan solo el 10 % de su peso.

Este aspecto es clave porque los pacientes pueden dejar de creer que necesitan bajar una cantidad de kilos inalcanzable para mejorar su salud. Así, encuentran la motivación suficiente para reducir los kilos excedidos y comenzar a controlar la delicada enfermedad.

Este importante hallazgo es fundamental para que todas las personas que padecen diabetes 2 puedan evitar complicaciones. Además, para que cada vez más mejoren su estado de salud.

¿Cómo lograr disminuir el peso corporal?

Para lograr adelgazar y controlar la enfermedad es imprescindible empezar a llevar a cabo una rutina saludable. De esa manera, en primer lugar es vital llevar a cabo una alimentación en la que abunden las fibras y se eviten las grasas.

Por otra parte, es imprescindible realizar al menos 30 minutos diarios de actividad física. Pues así es como se puede dejar a un lado la vida sedentaria y quemar las calorías necesarias para obtener el peso adecuado.