Zahara Jolie-Pitt es la hija adoptiva de las estrellas Angelina Jolie y Brad Pitt. Nació el 8 de enero de 2005 en Awasa, Etiopía, de una madre que presumiblemente la abandonó después de que se desnutrió y se enfermó de salmonela. De hecho, Angelina la adoptó cuando tenía 6 meses y la trajo a los Estdos Unidos para convertirse en parte de la familia Jolie-Pitt junto con su hermano mayor (también adoptado) Maddox.

La actriz se sintió motivada a adoptar a un niño etíope debido a los «4 millones de niños estimados que quedaron huérfanos como resultado del SIDA, la hambruna y la enfermedad». En ese momento, Angelina pensó que Zahara también había quedado huérfana por el SIDA, aunque desde entonces había rumores de que su madre biológica aún podría estar viva y viviendo en Etiopía.

En 2006, Angelina cambió legalmente el nombre de su hija de Yemsrach a Zahara Marley Jolie-Pitt cuando Brad Pitt se convirtió oficialmente en el padre adoptivo de ella y su hermano Maddox. Y pese a que sólo tiene 17 años, ya ha hecho más de lo que muchos otros adolescentes han experimentado: desde ser parte de una gran familia y asistir a los estrenos de la alfombra roja de Hollywood hasta lanzar su propia colección de joyas, ¿conoces su historia?

¿Quién es la madre biológica de Zahara?

La madre biológica de Zahara es Mentewab Dawit Lebiso, quien tuvo a la niña cuando solo tenía 19 años. Vive en un pueblo pequeño y pobre en el centro de Etiopía y se gana la vida alquilando habitaciones en su casa.

Habló con The Daily Mail en 2017 y dijo: “Angelina ha sido más madre para ella que yo nunca fui. Ha estado con ella desde que era un bebé, pero eso no significa que no la extrañe”. También dijo que desea reunirse con su hija y estar en contacto con ella regularmente, una solicitud que Jolie nunca abordó públicamente.

¿Por qué dejó a su hija?

Mentewab decidió contar su hostoria al Daily Mail en el 2017, pero más recientemente otrogó una nueva entrevista en la que revivio su trágica historia. Y es que, cuando sólo tenía 19 años, la joven fue violada bajo amenaza de cuchillo por un hombre desconocido que entró a la casa de su abuela Shone.

Desafortunadamente, como fruto del ataque, Mentewab quedó embarazada y cuando se volvió evidente, tuvo que contarles a sus padres, quienes la corrieron de su casa. A tan corta edad y en une stado tan vulnerable, tuvo que irse a vivir a Hoasanna, donde nació su bebé el 8 de enero de 2005.

La pequeña nació como Yemsrach: «Mi bebé estaba enferma y yo estaba muy débil y enferma después del nacimiento», contó por lo que tuvo que regresar a casa con su familia, pese a que no era bienvenida.

“No podía cuidarla y mi madre, mi tío y su esposa sugirieron que la diera en adopción. Estaba tan débil que acepté. Estuve de acuerdo en que debería ser dada en adopción. Pero si tuviera oportunidad nuevamente, me la habría quedado”, explicó Dawit Lebiso.

La agencia Wide Horizons For Children en Addis Abeba, la capital de Etiopía, manejó la adopción y presuntamente le mintió a Angelina Jolie a la hora de dársela ya que la actriz creía que Zahara había perdido a su mamá a causa del SIDA, algo que fue confirmado por ella misma en una entrevista para CNN con el presentador Wolf Blitzer.

De hecho, se cree que Jolie se enteró de la existencia de Mentewab cuando ella ofreció su primera entrevista en 2007. Sin embargo, desde entonces no se sabe mucho de la mujer que le dio la vida a su primera niña.

La relación de madre e hija

En el 2017, Mentewab habló públicamente sobre la relación que quería tener con su hija y pidió tener unanueva oportunidad de ser madre, pidiendo así la custodia de su hija mientras sus padres se divorciaban.

«Solo quiero que sepa que estoy viva y aquí y anhelo poder hablar con ella. No quiero recuperar a mi hija, solo quiero estar en contacto con ella y poder llamarla y hablar con ella”, dijo Mentewab, que se gana la vida a duras penas en Etiopía.

Agregó: «La extraño todo el tiempo. Pienso en ella todos los días y anhelo escuchar su voz o ver su rostro. Sé cuándo cumple años pero estoy triste porque no puedo celebrarlo con ella. Me gustaría mucho celebrar con ella su cumpleaños y otros días especiales.»

¿Conocías su historia?