Algunas personas optan por ayunar para poder bajar de peso. Y otras lo hacen porque no tienen tiempo para desayunar. Sin dudas, las consecuencias de no desayunar pueden ser muy dañinas para la salud. Pero, por otra parte, también están los beneficios del ayuno. Lo importante es que sepas cómo hacerlo para no perjudicar al cuerpo.

Ayunar no quiere decir que no puedes comer absolutamente nada. Por lo menos debes beber líquidos para darle energías a tu cuerpo. Opta por jugos naturales sin azúcar, cremas con verduras o bebidas con fibra.

Uno de los beneficios del ayuno es la desintoxicación. Ayunar ayuda a que el organismo elimine las toxinas acumuladas de los alimentos que comemos diariamente. Si bebes té verde, fibras de frutas y verduras o jugo de limón, ayudarás a que tu organismo realice mejor este proceso.

Ayunar estimula la eliminación de desechos de los tejidos, los intestinos se limpian, la vitalidad de los órganos y del sistema nervioso se repone. Entre otros beneficios del ayuno también está el rejuvenecimiento del cuerpo a través de la liberación del estrés y dolores reforzando el sistema inmunológico.

Muchas personas comentan que gracias a los beneficios del ayuno se sienten más felices, duermen mejor y son más optimistas.

Tú decides ayunar por un día, una semana, el tiempo que quieras. Recuerda consultar con especialista para que tu ayuno sea el correcto y puedas disfrutar de todos estos beneficios.