Cd. Victoria, Tam.- La presencia de la Policía Estatal en las instalaciones del Congreso de Tamaulipas es un acto que vulnera la autonomía de este Poder Legislativo y que pone en entredicho la división y el equilibrio de poderes como está consagrado en la Constitución, expresó el doctor en Historia, Pedro Alonso Pérez.

“Se vulnera la autonomía, la legalidad, la soberanía y la democracia con este acto de fuerza”, lamentó.

El también Coordinador del Instituto de Investigaciones Parlamentarias del Congreso Estatal comparó el despliegue policíaco que se ha dado desde temprana hora de este martes, con los hechos ocurridos en un muy lejano 1926 cuando la policía encabezada por el coronel Herminio Rodríguez tomó las instalaciones del Poder Legislativo por instrucciones del gobernador Emilio Portes Gil y lo hizo con el propósito de desaforar a la mayoría de los diputados.

“Desde aquel tiempo no habíamos visto un acto inusitado de fuerza como el que estamos ahora presenciando, lo cual es bastante lamentable, lo cual ni en los viejos tiempos del PRI veíamos esto”, expresó.

Pedro Alonso Pérez, un destacado político y luchador social de la izquierda tamaulipeca consideró que debe aclararse porque está la policía en el Congreso.
“Quien la mandó o quien la pidió, si fue una decisión unilateral del Poder Ejecutivo estamos en presencia de una arbitrariedad, de una intromisión en la vida interna de otro poder, que tiene que sancionarse y debe aclararse y sancionarse”.

Si procedió desde dentro, si alguien desde alguna instancia del Congreso reclamó la fuerza policíaca en estas instalaciones, entonces debe informarlo y justificarlo legalmente porque no se puede hacer tampoco de manera unilateral.

“Creo que esta decisión tiene que transparentarse y debidamente aclararse y justificarse”, señaló.

Al expresar su opinión como servidor público, reconoció que la situación que se ha vivido a lo largo del día en el Congreso ha provocado incomodidad entre los empleados y funcionarios del recinto legislativo y es que hasta a los familiares de los empleados se les ha impedido entrar a estas instalaciones, lo cual es repudiable. “Es un ambiente que se torna enrarecido y difícil para el trabajo que desempeñándonos como servidores públicos”, apuntó.

Como académico e historiador, Pedro Alonso Pérez señaló que la esencia del Congreso es el debate político y legislativo, por lo que consideró que esta medida de fuerza solo demuestra la incapacidad de quien la haya convocado, pues no se pueden construir por medio de la fuerza, consensos y acuerdos parlamentarios.
“Que es lo que se busca con la policía, si se busca intimidar a los diputados o amedrentar, sabemos que eso no es posible porque sus opiniones son libres, son inviolables en sus opiniones políticas, porque esa es la función que ellos aquí desarrollan, sean del signo que sean”, dijo.

Y añadió que: “Sí lo que se busca es evitar que esté la gente presente en la sesión de este día, yo creo que es una violación del artículo 77 de la Ley Orgánica que en su Fracción Cuarta establece muy claramente que las sesiones son públicas y que deben abrirse las tribunas para la gente”.

El también ex diputado local reconoció que este tipo de prácticas de intimidación eran propias del viejo régimen político que está en decadencia.

“Creo que es una medida que refleja una mentalidad autoritaria propia del viejo régimen político que está en decadencia y que los mexicanos estamos empeñados en erradicarlos por completo y Tamaulipas no va a ser la excepción”, aseguró.

Galería