Por Grecia Lizeth Gomez Olivas y Heidy Itzel Quevedo Olivo, alumnas de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

El domingo 22 de mayo El Dr. Américo Villarreal candidato de la alianza MORENA, PT y Verde Ecologista presentó en la conclusión de foros de democracia participativa: voces de esperanza de las y los tamaulipecos, sus propuestas y estrategias de gestión de su gobierno. Cabe mencionar que el evento contó con la asistencia de Claudia Sheinbaum jefa de gobierno de la Ciudad de México.

Expuso las propuestas de políticas y acciones a desarrollar en su gobierno, las cuales consisten en tres ejes primordiales de acción: Seguridad y Justicia, Desarrollo Económico y Bienestar Social.

En cuanto a la estructura del discurso, hablando cualitativamente, es un objetivo, simple y claro, en donde el propósito es generar un punto de vista o imagen positiva sobre el partido Morena, así mismo mencionó, principios e ideales, que a los asistentes les resultan sencillos de empatizar.

Con tono firme y seguro presentó el primer eje de acción: atender las demandas de los ciudadanos; su compromiso es recuperar la paz y seguridad proponiendo reemplazar el presente modelo de confrontación entre poderes y cambiarlo por una estrategia de coordinación junto con el Gobierno Federal, Agencias Internacionales y Estados colindantes, así como la creación de la nueva Guarida Estatal especializada en protección a la mujer. Modernizar la Fiscalía General del Estado, volverla especializada en prevención para atender los factores de riesgo de la delincuencia.

Así mismo expresó que el escrutinio público, las evaluaciones periódicas objetivas y transparentes serán los medios para garantizar el avance en materia de paz y seguridad, y, deja en claro con tono firme que se recuperará la paz y seguridad para Tamaulipas.

En cuanto al segundo eje, prometió dar financiamiento a los puntos estratégicos en Tamaulipas: la industria, producción agropecuaria y pesca, comercio exterior, turismo y el sector energético. Y comentó que la generación de empleo en Tamaulipas tendrá como base la seguridad y justicia, mediante inversión de estrategias, pero no mencionó cuáles son dichas estrategias.

Por último, sobre el tercer eje, hace énfasis en que su gobierno será humanista, en donde la justicia social es uno de los principales objetivos, que exista un avance en seguridad, desarrollo económico y mejora de la administración pública estatal, así como la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres ante la ley.

Una de sus propuestas es combatir el rezago educativo, trabajando junto con los maestros, familias y sociedad, así como revisar los contenidos y procesos educativos, mejorar la infraestructura en planteles. En salud, presentó la creación de la subsecretaria de enfermería, la disponibilidad de insumos y medicamentos gratuitos. Cabe señalar, que el candidato durante su discurso siempre implica la palabra, “juntos”, haciendo énfasis en su compromiso.

Al cerrar su discurso, recalcó los valores que lo guían en su camino al como futuro gobernador e invita a la ciudadanía a votar por él el 5 de junio.

Durante el desenlace el candidato se manejó con una afable manera de expresar sus estrategias hacia los asistentes. Hablando cualitativamente, Villarreal fue muy repetitivo en las frases, “trabajar juntos”, “afirmar sus estrategias”, y sobre todo el lema de su campaña, “tamaulipecos se puede”, lo que podía influir para que la audiencia sintiera que el discurso avanzaba con lentitud e interrumpía la fluidez de las ideas principales.

Por otro lado, su comportamiento escénico y corporal fue relajado dando una imagen segura y tranquila, en donde su principal gesto fue utilizar las manos para expresar y afirmar sus propuestas y reforzar sus argumentos dentro del discurso.

El orden del discurso fue sencillo y claro, se comprendió su objetivo y reforzó las ideas por las cuales su gobierno se rige, en donde tener una filosofía humanista, y rectificar sus valores y principios para con el pueblo Tamaulipeco, con tono fuerte y seguro concluyó su discurso con la frase célebre, “se puede Tamaulipas”.