Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.-Al Instituto Nacional Electoral (INE) le preocupa que las olas de calor en Tamaulipas afecten la salud de los funcionarios de casilla que tendrán que permanecer entre 10 y 12 horas en espacios sin clima artificial.

Sergio Ruiz Castellot, Vocal Ejecutivo de la Junta Local del INE, expuso que a diferencia de los electores que acuden a votar y se retiran, los funcionarios de casilla y los representantes de los partidos estarán todo el día en el mismo sitio.

Recordó que las casillas se abren a las ocho de la mañana, cierran a las seis de la tarde, y a eso hay que añadir el tiempo que se ocupe para realizar el cómputo de la casilla.

En entrevista dijo que «por parte del INE respecto a este tema, estamos revisando las instalaciones donde estarán las casillas ya que tenemos un tema no solamente de la ola de calor sino también del suministro de agua que no ha estado siendo constante en todas las zonas del Estado».

Ruiz Castellot explicó que se revisa en qué condiciones se encuentran los sitios, la mayoría de ellos escuelas, “vamos a pedir apoyo a las instancias que nos lo pudieran brindar, a las autoridades educativas, a las autoridades municipales, incluso estatales, para generar las mejores condiciones en las casillas», dijo.

El funcionario dijo que junto con el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) buscan prever lo más posible cuáles serán las condiciones adversas de clima e infraestructura que se enfrentarán en las casillas.

“El INE este tipo de situaciones lo resuelve con la colaboración de otras instancias, el INE no cuenta propiamente con pipas de agua, con acceso a control de suministro de agua o de acceso a las escuelas, todo esto se deriva de convenios con autoridades educativas y gobierno del Estado”, refirió.

Ruiz Castellot indicó que, aunque los electorales también podrán padecer del calor, solo estarán de paso por las casillas, mientras que los funcionarios estarán todo el día expuestos a sufrir alguna afectación por las condiciones climatológicas.

“Es poco probable que afecte a los votantes, el tema más bien es con los funcionarios, los votantes van, participan y se retiran son unos minutos, una hora, dependiendo el momento en el que lleguen a la casilla, es más bien con quienes van a estar desde las siete de la mañana hasta terminar los cómputos, quienes deben tener condiciones para realizar su labor”, apuntó.